PeríodoGestación

Período
Período Gestación

El nacimiento

Entre las 37 y las 42 semanas de gestación nos encontramos con uno de los momentos más esperados del embarazo: el nacimiento. La llegada de un hijo o hija es un acontecimiento que despierta mucha emoción, ya que los padres y sus respectivos familiares podrán finalmente conocer al tan esperado nuevo integrante de la familia.

Puede que en la familia surjan dudas y aprensiones respecto a este momento tan esperado. Es bueno enfrentar estas dudas, hablarlas en familia y conversarlas con el equipo se salud.

Sentir temor frente al parto es habitual, es una situación desconocida y puede existir miedo al dolor y aprensiones acerca de cómo nacerá la guagua.

Puede ser muy aliviador y tranquilizante hablar estos temas con personas de confianza y discutirlo también con el personal médico. Se pueden aprovechar estas instancias de conversación para definir quién acompañará a la madre durante el parto. Es muy importante que la mujer no se sienta sola.

También es recomendable conocer el lugar donde será el parto y aprovechar esa oportunidad para hacer consultas respecto a cuáles serán los procedimientos y como prepararse para este momento.

El parto humanizado respeta los ritmos fisiológicos de la mujer y su hijo/a, y provee un ambiente de privacidad física y emocional para la madre, el niño/a y su familia.

 

El nacimiento

Lo ideal es que la madre lleve:

  • 2 sostenes maternales
  • 3 calzones cómodos
  • artículos de aseo personal
  • toallas higiénicas
  • papel higiénico
  • toalla de baño
  • zapatillas de levantarse
  • 2 camisas de dormir
  • una bata de levantarse o una mantita para abrigarse.

Para la guagua lo ideal es llevar:

  • 3 piluchos
  • 3 ositos o enteritos
  • 3 camisitas o chambritas
  • 2 pares de calcetines
  • 2 pares de guantes
  • 1 gorrito de algodón
  • 3 pañales de género
  • 15 pañales desechables
  • 1 mantita de algodón o tejida.

Ropita


  • Reduce la incidencia de complicaciones inherentes a la atención del parto y el puerperio (período postparto).
  • Asegura la atención profesional de la madre y del recién nacido/a.

De esta manera, Chile tiene las tasas de mortalidad materno infantil más bajas de Latinoamérica.


El inicio del trabajo de parto no suele ser ni tan definido ni tan brusco como se muestra en las películas.

Por lo general, es un proceso paulatino. El síntoma más frecuente son las contracciones uterinas seguidas.matrona

Revisemos los síntomas:

Pérdida de tapón mucoso

El tapón mucoso es una sustancia un poco blanquecina y a veces de color sanguíneo, que se elimina por la vagina. El tapón mucoso se pierde por que el cuello del útero comienza a preparase para el parto. Esto ocurre desde varios días antes del parto o unas horas antes.

Hay veces en que su pérdida es inadvertida por la mujer. No es necesario partir al hospital, a menos que se presente junto con las contracciones uterinas.

Pérdida de líquido amniótico

La pérdida de líquido amniótico por la vagina ocurre cuando las membranas se rompen. Podrás reconocerlo porque es un líquido transparente de leve olor a cloro. Si esto ocurre, debes partir al hospital.

Pérdida de sangre

Puedes presentar una pérdida de sangre parecida a la menstruación. De ser así, debes acudir inmediatamente al hospital.

Contracciones uterinas

Las contracciones, que en un principio eran indoloras y leves, se irán haciendo más intensas, frecuentes y pueden acompañarse de dolor abdominal y lumbar (espalda).

Cuando las contracciones son más intensas que las que has tenido en las últimas semanas, empieza a tomarles el tiempo: desde que empieza una contracción hasta que se presenta la siguiente. Es recomendable anotar la frecuencia de éstas en un papel. 

En el momento en que las contracciones se produzcan cada 5 minutos a lo largo de una hora y media, debes ir al hospital.


La tolerancia al dolor del parto varía de mujer a mujer; toda experiencia de parto es única y exclusiva.

Una de las características del dolor en el parto es el ritmo, hay dolor, pero luego hay pausa en la que inundada de endorfinas, te sientes muy bien. El dolor NO es permanente ni constante. Esta experiencia tiene una cualidad emocional, puede ser influenciada positivamente por un ambiente agradable, calmado e íntimo. Cuando logras comprender el sentido del dolor y lo integras como uno de los desafíos del parto, lo aceptas y disminuye el miedo, comprendiendo que el dolor del parto no es sinónimo de sufrimiento. Es un aviso de que el nacimiento se acerca. Dan ganas de moverte y ello facilita el descenso de la guagua. Te pone alerta y ayuda a ingresar gradualmente en un estado de trance que permite entregarte al parto y dejarte llevar por las contracciones.

El uso de anestesia para disminuir el dolor durante el parto es una alternativa, pero no es la única forma de aliviar el dolor. Es importante estar bien informados, ya que todo medicamento analgésico o anestésico, conlleva potencial riesgo para la madre o la guagua. Dentro de la garantía GES (AUGE) 2007 de atención de parto personalizado se contempla la incorporación del manejo del dolor mediante disponibilidad de alternativas de analgesia.

Anestesia

Una de las alternativas que suele utilizarse en Chile es la anestesia epidural. Este tipo de anestesia se coloca en la parte baja de la espalda, específicamente en el espacio epidural. Al aplicarla, se adormece el abdomen y la parte superior de las piernas, lo que disminuye considerablemente el dolor del trabajo de parto.

Muchas veces se deja puesto un catéter, a través del cual se pueden administrar más dosis de anestesia en caso de requerirse.

También existen alternativas naturales para el manejo del dolor que se están usando con mayor frecuencia en todo el mundo, como técnicas de respiración, de relajación, baños de agua caliente, masajes.

Hay especialistas que aseguran que el dolor fisiológico beneficia a la madre y a la guagua de diversas maneras; para la mujer implica movimientos que protegen al niño/a y a ella misma. También el dolor estimula la producción de hormonas importantes para el parto y para el apego. La más conocida es la ocitocina, llamada la hormona del amor.


Parto vaginal: El parto es un proceso fisiológico natural.

Al final de la gestación, el cuerpo de la mujer está preparado para el momento del parto y genera las hormonas necesarias para producir la dilatación a través de las contracciones.

etapasembarazo (22)

La mayoría de los partos debieran ser por vía vaginal y de manera natural, y sólo una mínima parte debiera terminar en cesárea. El parto normal es el que se inicia gracias a la ocitocina producida por las contracciones espontáneas, que logran dilatar el cuello uterino y permitir la salida de la guagua por la vagina.

Es ideal que vaya acompañada por su pareja u otra persona que la apoye en todo el proceso.

Parto vaginal con fórceps: El fórceps es similar a un par de paletas o grandes cucharas metálicas diseñadas para adaptarse perfectamente a la cabeza de la guagua.

Se puede utilizar cuando la dilatación se ha completado y la cabeza ha descendido, pero no sale o hay algún signo de sufrimiento fetal.

Cesárea:Es un procedimiento quirúrgico por donde se extrae el feto a través de la vía abdominal y es indicado por razones médicas.postparto (10)

Conversa con el equipo de salud para prever que , en caso de una cesárea, puedas estar acompañada y coloquen a tu guagua en contacto piel con piel inmediatamente después de su nacimiento, si las condiciones de salud lo permiten. Así se facilita la lactancia y el vínculo afectivo.

Descargar documento: Recomendaciones-OMS-sobre-el-parto


postparto (14)

Las guaguas nacen vía parto vaginal, un proceso natural propio de las mujeres; o por cesárea, un procedimiento quirúrgico que se debe realizar sólo en casos específicos, indicados por el médico.

La mayoría de los partos debieran ser por vía vaginal y de manera natural, y sólo una mínima parte debiera terminar en cesárea. Para el parto vaginal se pueden utilizar distintas posiciones:

De espalda horizontal

Esta posición ha sido la más utilizada en los hospitales en los últimos años. Permite a la matrona y/o al médico realizar las maniobras de asistencia al parto con mayor facilidad.

Sin embargo, es la posición menos recomendada para lograr un parto normal, dado que no facilita una mayor apertura del canal de parto y la mujer no puede ver como nace su hijo o hija.

De espalda semi sentadapostparto (2)

La posición semisentada en horizontal es una buena alternativa para el parto, tanto para el trabajo del médico y/o matrona como para la madre, ya que le permite estar cómoda durante el pujo y visualizar el parto.

En cuclillaspostparto (4)

La posición en cuclillas puede efectuarse a nivel de suelo o sobre la misma camilla. Como es una postura de parto vertical, la mujer puede recostarse entre cada contracción para relajarse y recuperar energías.

Sentada sobre un taburete

Esta posición aprovecha la fuerza de gravedad para lopostparto (3)grar una mayor dilatación durante la fase activa del parto, que es cuando la mujer debe pujar. Además, permite que quien acompañe a la madre tenga un rol más activo y de mayor ayuda.


Fase latente: Esta etapa se inicia con las contracciones uterinas frecuentes y levemente dolorosas, cada 2-3 minutos. Puede prolongarse entre 6 y 8 horas y comprende dos tercios del trabajo de parto, hasta alcanzar los 4 cms. de dilatación.

Al llegar al hospital, a la mujer le practicarán algunos exámenes para conocer el estado de avance del trabajo de parto, monitorear la salud de la guagua y los latidos de su corazón. El medico o matrón(a) le realizará un tacto vaginal, examen manual que busca evaluar los cambios del cuello uterino, el “borramiento” o acortamiento del cuello, el grado de dilatación que presenta la mamá y la posición de la cabeza de la guagua respecto a los huesos de la pelvis.

fase latente

Fase activa:Durante esta etapa las contracciones son más seguidas e intensas, hasta llegar a los 10 centímetros, o también llamada “dilatación completa” y esta fase es más rápida ya que dura entre 2 y 4 horas.

La cabeza irá bajando por el canal de parto (pelvis, parte inferior del útero y vagina). Por lo general, las membranas se rompen en forma espontánea durante esta etapa, al lograr una mayor dilatación. Sin embargo, en algunos casos, el equipo de salud realizan una “rotura artificial” para evaluar las características del líquido amniótico y verificar la posición de la cabeza fetal. Esto no es doloroso para la madre ni para el feto.

Cuando la dilatación se complete, al llegar a los 10 cms., y la cabeza de su guagua haya descendido, es hora de empezar a pujar. El matrón o la matrona la apoyará en esto y le explicará cómo ir haciéndolo para facilitar el parto.

El dibujo a continuación describe la secuencia del nacimiento:

secuencia del nacimiento

Alumbramiento: Aproximadamente 15 minutos después del nacimiento de su hijo o hija, el útero se contraerá nuevamente (estas contracciones son menos intensas) para expulsar la placenta, dando lugar al alumbramiento.


Si la guagua se encuentra bien, vigorosa y respirando sin dificultades, e independiente de si nació por parto normal o cesárea, se puede iniciar el proceso de contacto piel a piel, para fomentar el vínculo temprano y el inicio precoz de la lactancia materna.

Por lo tanto, pida que le coloquen a su guagua sobre usted lo antes posible, sin ropa, para hacer este contacto piel a piel durante al menos 60 minutos.

El papá o la figura de apoyo (acompañante) también pueden participar de este contacto temprano, favoreciendo la relación con su hijo o hija a futuro. Asimismo, si por alguna razón la madre no está en condiciones de realizar este primer contacto piel a piel, es muy importante que el padre o quien la acompaña en el parto, pueda realizarlo.

Es habitual, que durante el tiempo de contacto piel a piel, el recién nacido/a inicie movimientos de búsqueda y succión. Este es el mejor momento para ayudarlo a tomar el pecho y dar inicio a la lactancia.



¿Sabías que?

Los centros de salud cuentan con talleres de preparación para el parto, donde se ayuda a que la mujer y su pareja enfrenten mejor preparados este proceso.

La ventaja de elegir un hospital público es el acceso a Servicios de Neonatología que proveerá de atención especializada si fuera necesario. Además usted y su familia recibirán el Programa de Apoyo al Recién Nacido(a) y educación para la crianza temprana.

¿Tienes dudas sobre esta información?

Consúltanos

También te puede interesar

Temas y RecomendacionesPostparto o puerperio

Ver tema

Qué ofrece Chile Crece ContigoPrograma de Apoyo al Recién Nacido

Ver tema

Preguntas Frecuentas¿Se puede pedir la placenta al momento del nacimiento?

Ver tema

VideosFortalecimiento de piso pélvico

Fortalecimiento de piso pélvico

AudioMitos y verdades del puerperio

Columna del Experto¿Estás en tu último trimestre? 10 cosas que te recomendamos hacer antes de la llegada de tu hijo(a)

Ver tema

Actividades para CompartirBatallón N°1 reforzado de amigas recolectoras

Descargar

Material para Equipos Chile Crece ContigoDíptico de Chile Crece Contigo

Descargar