Período2 a 4 años

Período
Período 2 a 4 años

El sueño

Cuando dormimos descansamos y nuestro cuerpo renueva la energía gastada. Cuando soñamos procesamos todos los acontecimientos del día, consolidando nuestras experiencias y aprendizajes.

El sueño

No todos los niños/as necesitan la misma cantidad de horas de sueño, y dentro de éstas diferencias, la edad es un factor importante.La observación del niño o la niña y de su estado de ánimo permitirá saber cuánto requiere dormir.

Si las horas de sueño son suficientes, el niño/a se levantará contento y con ánimo, por el contrario, la falta de sueño alterará su humor y energía.31 hora de dormir-01

No existe total claridad respecto al número de horas adecuadas para dormir, pero las investigaciones señalan que entre los 3 y 4 años se puede dormir una siesta de 1 hora y media aproximadamente y entre 10 y 11 horas promedio durante la noche.

Es importante tener horarios fijos de sueño, especialmente en los días de semana. Aunque esto debe adecuarse a la organización de cada hogar, a los niños/as les ayuda para tener todas las horas de descanso que necesitan y fijar rutinas básicas. Por este motivo es importante en la creación de hábitos.

Por ejemplo, luego de la comida de la noche, es la hora de ponerse pijama y hay que estar acostado a las 21:00 hrs.


G-30 hora de dormir mama-01

Algunas sugerencias para facilitar una rutina de dormir:

Fomentar que el niño/a se calme jugando un juego tranquilo, como armar un puzzle u ordenar la pieza.

Ponerle el pijama tranquilamente.

Ir al baño y realizar en conjunto el cepillado de dientes.

Arroparlo en su cama, con algún peluche o cualquier otra cosa que le haga sentirse seguro.

Poner música suave o contarle un cuento.

Despedirse.

Si considera que su hijo/a presenta dificultades para conciliar el sueño o despertar, es recomendable que consulte con un especialista.


Cuando se van a la cama de los padres
Muchos niños o niñas que ya caminan y se despiertan en la noche, suelen irse a la cama de los padres para que los acojan y sentirse más seguros.
A veces esto genera dudas sobre qué hacer, se ha visto que:

  • Durante el día están pueden estar realizando muchas actividades que requieren independencia de los adultos, por lo tanto, su ansiedad de separación o miedo a ser abandonados puede ser más evidente en la noche.
  • Si el niño o niña siente que sus adultos cercanos están cerca y disponibles durante el día va a tener una mayor seguridad en la noche.
  • La llegada de un hermano o hermana, viajes de trabajo de los padres, enfermedades y pesadillas pueden aumentar esta necesidad de buscar cercanía en la noche.
  • Los hermanos que duermen en la misma pieza en algunos casos se van menos frecuentemente al dormitorio de sus padres.
    ¿Qué hacer?
    Intenta aceptar esta conducta si no produce molestias
    para la vida de los padres, muchos niños o niñas
    están felices también con dormir en un colchón al lado de la cama de sus padres cuando se despiertan en la noche. Si la situación complica mucho a los adultos y su calidad de sueño, consulta en Fonoinfancia al 800200818 o en www.fonoinfancia.cl

Entre los 3 y los 4 años algunos niños/as experimentan terrores nocturnos. Se despiertan muy asustados, a veces con gritos, sudados, pálidos y con taquicardia. En ocasiones no reconocen lo que les rodea, como si no respondieran a los estímulos externos.

Es probable que se levanten de la cama y, aún así, continúen con los miedos. Al poco rato suelen dormirse de nuevo y al día siguiente no se acuerdan de lo ocurrido.

Las causas pueden ser múltiples y estar relacionadas con falta de sueño, presencia de fiebre, consumo de medicamentos, tendencias hereditarias, entre otras. Este trastorno del sueño, así como el sonambulismo y las pesadillas, se denominan “parasomnias”.

Los terrores nocturnos aparecerán esporádicamente e irán desapareciendo con el tiempo.

Es importante mantener la calma y tranquilizar al niño/a, entregándole cariño y acompañándolo hasta que se vuelva a dormir. No es recomendable preguntarle acerca de lo que le pasa mientras esté bajo los efectos del terror nocturno, ya que es probable que no conteste y retarde el proceso de volver a dormir.



¿Tienes dudas sobre esta información?

Consúltanos

También te puede interesar

Temas y RecomendacionesDejar los pañales

Ver tema

Qué ofrece Chile Crece ContigoPrestaciones de acceso preferente

Ver tema

Preguntas Frecuentas¿Dónde acudir cuando tengo dudas respecto de la crianza?

Ver tema

VideosPaternidad Activa y Corresponsabilidad en la Crianza

Paternidad Activa y Corresponsabilidad en la Crianza

Columna del ExpertoManejo Respetuoso del Sueño

Ver tema

Actividades para CompartirUn sueñete

Descargar

Material para Equipos Chile Crece ContigoDíptico de Chile Crece Contigo

Descargar
Skip to content