MaterialesColumnas del Experto

Columnas del Experto

La pareja con la llegada de los hijos(as) múltiples

Alejandra Silva

Psicologa clínica

Centro SerMujer

La pareja con la llegada de los hijos(as) múltiples
La pareja con la llegada de los hijos(as) múltiples

Durante los primeros años de crianza es natural que la relación de pareja sufra muchos cambios y que, a diferencia de lo que algunos pueden pensar, los sentimientos de soledad y distancia son frecuentes. En la crianza de niños múltiples, es decir cuando nacen más hijos(as) al mismo tiempo,  esto es aún más acentuado.

Es común que los miembros de la pareja se puedan sentir abandonados por el otro, dejados de lados en favor de la atención de estos nuevos integrantes de la familia que han llegado al hogar, los mellizos, trillizos o más.

La vida de pareja puede verse reducida a las labores meramente prácticas. Preparar mamaderas, mudar, sacar chanchitos, hacer dormir, calmar llantos y cosas por el estilo. El tiempo para el romanticismo, para los detalles amorosos quedan en la mayoría de los casos absolutamente postergados, y es totalmente normal, ya que estos pequeños(as) recién llegados necesitan de toda la atención de sus cuidadores, de sus padres y muchas veces de tíos y abuelos que apoyan la labor también.

La sexualidad de la pareja puede verse tremendamente afectada por el cansancio y trabajo que esta labor de crianza conlleva, los espacios de intimidad, de conversaciones profunda prácticamente desaparecen en un principio. Pero vuelven!!!!!

Lo importante es tener muchísima paciencia. Siempre tener presente, que la tarea más dura está en el primer año, ya que estas guaguas requieren en un 100% a sus cuidadores(as).

Mi consejo a los padres de múltiples es:

1-. Intentar siempre que puedan, darse un espacio para decirle algo amoroso al otro tales como “Te quiero”, “A pesar de la distancia, sigues estando en mi corazón”, “Eres tan importante para mí” o simplemente un “Te extraño, ya tendremos tiempo para nosotros”.

2-.Una vez que sus hijos(as) están más grandes, pidan ayuda a familiares y/o amigos para poder darse un ratito de pololeo, por ejemplo salir a pasear, o a comer, o tan solo a tomarse un café los dos solos, sin nadie más a su alrededor.

3-.Confiar en que, en la medida que los niños vayan creciendo, la pareja podrá ir retomando sus espacios juntos.

4-. Tener presente que la vida ya nunca volverá a ser como antes de la llegada de estos pequeños(as). En el proceso de crianza papá y mamá van cambiando, el mundo se mira desde otra perspectiva, hay nuevas responsabilidades, nuevas vivencias que enriquecerán a estas personas que un día se juntaron y dieron a luz estos múltibebes.

5-. Nunca olviden que la crianza es una tarea que pone a prueba la estabilidad de una pareja, pero si saben sobrellevar estos momentos difíciles, la pareja saldrá fortalecida.

Skip to content