MaterialesColumnas del Experto

Columnas del Experto

Creencias erróneas en torno a las sillas de autos para niños y niñas

Claudia Morales Moraga

Jefe Unidad Educación y Salud

CONASET – Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones

Creencias erróneas en torno a las sillas de autos para niños y niñas
Nuestra experta en seguridad vial nos comenta las creencias erróneas más comunes que tienen las personas con respecto a las sillas de autos para niños y niñas

A mi guagua la llevo en brazos porque es más seguro

En caso de choque, aún a 10 km/h, un adulto es expulsado hacia adelante y la tendencia instintiva es abrir los brazos para frenar el impacto. En un instante habrá soltado al bebé.

La sillita solamente hace falta si se circula en carretera a gran velocidad

El setenta por ciento de los accidentes ocurre en trayectos cortos, a menos de 15 km del domicilio y a alrededor de 50 km/h. A esta velocidad, el choque es similar a la caída de un cuarto piso y un niño de 25 kg será arrojado hacia adelante con una fuerza equivalente a una tonelada.

mitos-en-torno-a-las-sillas-de-autos-para-ninos-y-ninas

En caso de accidente es mejor que esté suelto y salga despedido

Las estadísticas demuestran que ser despedido fuera del vehículo aumenta seis veces las posibilidades de morir en el accidente. Además el veinte por ciento de los niños y niñas accidentados, no atados, salen expulsados fuera del vehículo por el parabrisas.

Los niños y niñas no soportan estar amarrados

Es una cuestión de hábito. Está demostrado que cuando los niños y niñas se acostumbran desde pequeños(as) a viajar sujetos lo toleran muy bien.

Los sistemas de cinturón no son cómodos

Todos los asientos y arneses están diseñados para brindar máximo confort y los más pequeños cuentan con especiales condiciones de comodidad: tienen apoyos laterales y formas adaptadas para el descanso de la piernas del bebé y pueden viajar sobreelevados para que puedan ver a su alrededor.

Skip to content