¿QUÉ PUEDES HACER?

Algunas acciones concretas para que practiques y promuevas la paternidad activa

Consejos prácticos para una Paternidad Activa

Acompaña la gestación y el nacimiento de tu hijo o hija

Cada día son más los hombres involucrados desde la gestación en el cuidado de sus hijos/as. El nacimiento es un proceso determinante para la vida de todo ser humano. Chile Crece Contigo promueve el acompañamiento de la gestante durante los controles prenatales, los talleres de preparación para la crianza y el nacimiento, el trabajo de parto y el nacimiento. La gestación de un hijo es un momento de alta vulnerabilidad para la madre, la presencia afectiva del papá o pareja contribuye significativamente a disminuir el estrés y la ansiedad, puede mejorar el progreso del trabajo de parto, aumentando la sensación de bienestar e incluso colaborando en el manejo del dolor. Cuando el papá se involucra en este proceso, contribuye al desarrollo de una mejor relación con su hijo o hija y con la madre, desde el primer momento.

¿Qué estás esperando? ¡Empápate!

El 50% de los padres estuvo presente en el parto de su último hijo. El 90% de los padres de 18-24 años estuvo presente en el parto. (Estudio cuantitativo IMAGES, 2010)

¡Usa tu postnatal! Aprovecha cada momento para estar presente.

Tanto los papás biológicos como adoptivos tienen un permiso postnatal de cinco días. El padre tiene derecho a un permiso pagado, de costo del empleador, de cuatro días en caso de nacimiento de uno o varios hijos; sumado al permiso de un día que otorga el artículo 66 del Código del Trabajo, el padre tiene derecho a un total de cinco días pagados. Estos días se pueden tomar a partir del día del parto o sentencia definitiva de adopción, en forma consecutiva o fraccionada durante el primer mes de nacimiento o adopción de el o los hijos/as. Estos días son independientes de los feriados o los días de descanso del trabajador. Si eres empleador, facilita el uso de este derecho en tus trabajadores. Si eres papá, úsalos y ¡Empápate! Todos ganamos.
Más información aquí: http://www.dt.gob.cl/1601/w3-article-87350.html

Solo el 21% de los padres tomó su licencia postnatal pagada; el 77% de los hombres no hace uso de su derecho a postnatal. Entre las razones, 52% señala que el trabajo no se lo permite (52%), 42% de los hombres desconoce la existencia de una ley de posnatal masculino. (Estudio cuantitativo IMAGES, 2010)

Acompaña a tu hijo o hija a sus controles de salud

Los afectos y cuidados que los niños y niñas reciben desde la gestación y durante sus primeros años de vida, son fundamentales para su desarrollo posterior. La incorporación del papá en este periodo marcará la relación que irán construyendo y es importante para proveer seguridad y apoyo psicosocial, así como generar mejores lazos. Chile Crece Contigo  promueve la ejecución de talleres de habilidades parentales para la crianza, y la participación de los padres en los controles de salud de los niños y niñas, que entre sus objetivos, buscan fortalecer el rol del padre en este proceso. Todas las facilidades para que este proceso sea compartido favorecerán el desarrollo integral de niños y niñas. Participar en este proceso es tu derecho y tu responsabilidad. ¡Empápate!

Un 11,7% de los padres acompaña a sus hijos e hijas a sus controles de salud durante el primer año de vida. (MINSAL, 2011) 

Comparte las tareas del hogar y la crianza

Baña a tu hijo o hija, vístele, regalonéale, hazle masajes. Aquí puedes aprender como (linkear a recomendaciones para hacer masajes de nuestro sitio web), Convérsale, imita sus movimientos y balbuceos. Mírale a los ojos, así fortalecerás la comunicación y el vínculo. Cántale y léele cuentos, es ideal para calmarle poco a poco antes de irse a dormir y aprovechar ese momento juntos. Aquí puedes encontrar algunos cuentos para imprimir.

Acompaña y apoya a la mamá y a tu hijo/a durante la lactancia. Muchas veces consolidar la lactancia materna es un proceso complejo y muy estresante para la mujer y la guagua, tu apoyo es fundamental,  Ofrece ayuda en esos momentos, puedes cuidar a tus otros hijos, regalonear a tu pareja, traerle cojines y un vaso de agua, facilitar el que sea un momento tranquilo y de intimidad, junto con disfrutar de un momento clave en el desarrollo de tu guagua.

Comparte actividades domésticas que puedas realizar, muy especialmente durante los primeros meses de vida de tu guagua en que se agitan los tiempos de la familia. Muy útil es si ayudas a cuidar a los hijos mayores, a mantener el orden y aseo de la casa, ir de compras y preparar algunas comidas.

Evita que las principales tareas de crianza las realice exclusivamente la madre, es muy importante que los niños/as vean a otras personas con maneras distintas de hacer las cosas y solo en la medida que decidas hacerte parte podrás ir descubriendo tus propias estrategias para cuidar a tu guagua y comunicarte mejor con ella Colabora en levantarte en la noche si llora e inventa tus propias estrategias para calmarla, así tu guagua aprenderá a crear un lazo exclusivo contigo, distinto al que crea con su mamá. ¡Es maravilloso cuando descubres formas de calmarle y contenerle!

Aprovecha todos los momentos que puedas para tomarla en brazos y fortalecer el apego.

Busca ayuda si lo necesitas, siempre hay otros familiares y amigos que te pueden apoyar y aconsejar. Tener un hijo o hija es un momento de muchos cambios en una familia y en el desarrollo de todas las personas, pero también es una oportunidad inigualable de crecer y ser mejor persona.
Comparte juegos y diversión que los hagan disfrutar a ambos.

Celebra sus logros en el aprendizaje (aprender a agarrar un objeto, a caminar, a avisar para ir al baño, vestirse solo, a entender las primeras letras, etc.) Tu hijo o hija espera tu aprobación y cariño, demuéstrale sin temor tus afectos.

Dile siempre cuanto le quieres. Tu amor y buenas expectativas construyen su autoestima.

Si eres profesional en contacto con infancia, apoya a que los hombres puedan ser padres activos. Aquí te hacemos algunas sugerencias de cómo hacerlo.

Invita a papás, parejas o familiares a los controles prenatales, de salud, a las reuniones de apoderados u otras instancias de contacto con la familia. Cuando asistan, aunque sea como acompañantes, invítalos a pasar, considera su opinión en la entrevista, al igual como lo haces con la madre del niño o niña. Busca las condiciones para que ambos (padre y madre) puedan ingresar al box de atención o sala de reunión, y dirígete a ambos a la hora de consultar acerca de aspectos específicos del niño o niña.

Dentro de tus posibilidades, busca nuevas estrategias para favorecer la paternidad activa.

Aprovecha las instancias que ya existen para promover la participación activa del papá o figura paterna en cada instancia de atención. Busca horarios para desarrollar las actividades que sean flexibles y que permitan la participación de los padres según las jornadas laborales tradicionales.

Tu lenguaje es importante. En la medida que hablamos de papás y mamás, hombres y mujeres, estamos generando una idea favorable a la paternidad corresponsable. Ten esto presente.

Si eres mamá o cuidadora, también puedes promover la paternidad activa:

Los papás también pueden mudar, bañar, hacer dormir, jugar, estimular, cocinar, ir a los controles de salud, cuidar a tu hijo/a cuando esté enfermo/a y hacer muchas cosas que las mujeres han realizado por mucho tiempo,. Confía, da espacios, apoya en la construcción de un lazo especial entre tu guagua y su padre o quien esté cumpliendo con el rol paterno. Cuando el padre se involucra, ¡todos ganan!