Gobierno de Chile

Chile Crece Contigo

Temas y recomendaciones por etapa del desarrollo

http://www.crececontigo.gob.cl/wp-content/uploads/2015/08/3-esfinter-100x100.png

Dejar los pañales

La mayoría de los niños(as) deja los pañales en torno a los 3 años, aunque muchos niños(as) no logran hacerlo completamente antes de los 4 ó 5 años.  Ello ocurre porque niños y niñas tienen diferentes ritmos en su desarrollo y adquirir nuevas habilidades toma tiempo!. ¿Cómo acompañar a los niños(as) en este proceso?

El momento de dejar los pañales es muy esperado por muchas familias. Sin embargo, para que se produzca sin dificultades  y respetando las características de tu hijo(a), es importante considerar que:

-No se considera que existe un problema si el niño(a) deja los pañales antes de los 4 ó 5 años.

masajeymuda (29)-La mayoría de los niños(as) aprende primero a controlar el pipí y luego la caca.

-La mayoría de los niños(as) aprende primero a controlar en el día y luego en la noche.

-Presionar o forzar al niño(a) antes de que esté preparado puede retrasar y dificultar más el logro de este control.

-Es normal que durante este aprendizaje se produzcan “accidentes” involuntarios (hacerse pipi o caca algunas veces). Es parte del proceso de aprendizaje y nos pasa también a los adultos cuando estamos aprendiendo una nueva habilidad.

Cuando el niño(a) muestra signos de estar preparado.

¿Cuáles son algunos de los signos más importantes?

-Manifiesta incomodidad con el pañal mojado o sucio.

-Puede pasar al menos dos horas con el pañal seco.

-Puede decir fácilmente “quiero pipí”, “quiero caca” o alguna frase para comunicar su necesidad.

-Tiene las habilidades motoras para bajarse pantalones y sentarse en la pelela por si sólo o con ayuda.

-En general en este período se avanza y después suelen producirse pequeños retrocesos, ya que adquirir una nueva habilidad toma tiempo y los niños/as van aprendiendo poco a poco a familiarizarse con este nuevo escenario.1 esfinter

Son importantes el cariño y la paciencia, ya que este aprendizaje implica un hito importante en su desarrollo y no ocurre de un día para otro.

 

Es importante que este proceso se haga sin presiones, reforzando sus logros y acogiendo con tranquilidad sus retrocesos. Sólo confía en que tu hijo(a) adquirirá esta habilidad cuando esté preparado para ello.

Nunca emplees el reto, el castigo o la violencia, ya que provocará el efecto contrario, generando rechazo, ansiedad o menor colaboración de su parte.5 esfinter

Es fundamental que el niño/a se sienta apoyado y no criticado. Es importante evitar burlas, ponerle sobrenombres o transmitirle que “lo queremos menos” porque volvió a mojarse o hacerse.

Evita juntar este proceso con otros cambios (llegada de un hermanito(a), entrada al jardín infantil, cambio de casa, etc.), ya que puede ser demasiado exigente para tu hijo(a) y para la familia.

Si notas que tu hijo(a) está teniendo dificultades para dejar los pañales, se moja o hace frecuentemente, etc., es mejor volver a los pañales e intentar nuevamente en un tiempo más. Insistir o presionar puede traer dificultades emocionales para tu hijo(a) y una presión innecesaria para toda la familia.

Si tienes otras preguntas o preocupaciones por este tema, consulta en tu centro de salud o llama a Fonoinfancia.

FonoInfancia 800200818

También es útil descubrir cuáles son sus señales habituales cuando quiere hacer (p.ej: agarra el pañal, cruza las piernas, se toca la zona genital, se queda quieto de un momento a otro, etc). Cuando esto ocurra puedes preguntarle si quiere ir al baño o sentarse en la pelela, sin forzarlo. Es habitual que al principio te diga que “no” y después se haga, no significa que lo hace adrede sino sólo que aún está aprendiendo a reconocer estas sensaciones.

Es recomendable felicitarlo/a cuando avise que ya se ha hecho o se está haciendo y motivarlo para que la próxima vez también avise. Estos son los primeros pasos para que pueda aprender a avisar antes de hacerse.

Es habitual que a los niños/as les guste sentir que “están grandes”, por lo que un buen tipo de motivación puede ser regalarle un calzón o calzoncillo con detalles atractivos (por ejemplo con dibujitos) y mostrarle que eso es lo que usan los grandes cuando ya no ocupan pañales.

 

La normativa vigente establece claramente que ningún jardín infantil que cuente con sala cuna, puede condicionar el ingreso o la promoción al siguiente nivel de niños(as) que aún usen pañales. Si necesitas más información ingresa a: www.junji.cl.

Por su parte, Integra posee varios canales para que las familias y comunidad nos hagan llegar sus requerimientos de información, reclamos y sugerencias:

– Directo con la directora del establecimiento

– Directamente en la Dirección Regional correspondiente.

–  Línea gratuita de atención ciudadana 800 540 011.

–  Web : asi.integra.cl

–   Mail de contacto: fintegra@integra.cl

–   Si las dudas o inquietudes son en relación a la crianza el número 800 200 818 o chat desde www.fonoinfancia.cl, pueden tomar contacto con  un equipo de psicólogos especialistas en infancia y familia lo atenderá. El servicio de FONOINFANCIA es gratuito desde red fija o celular.

 

Es posible que en estos momentos el niño(a) se sienta avergonzado o atemorizado y esto tiene mucho que ver con la manera en que los adultos reaccionamos cuando le ocurren estos accidentes. Es importante comprenderlo, apoyarlo y evitar burlas, retos y castigos por este motivo.cuando-se-hace-pipi

También es muy importante que los adultos reaccionen de una manera similar, esto quiere decir que es recomendable ponerse de acuerdo entre los adultos de la familia y también con las tías del jardín, ya que puede ser muy confuso para un niño(a) que cuando se hace un adulto lo rete, otro lo abrace, otro se ría, etc.

¿QUÉ HACER?

Acogerlo con cariño y tranquilidad, decirle que “a todos nos pasa lo mismo cuando estamos aprendiendo”, cambiarlo sin hacer grandes alborotos y animarlo a retomar lo que estaba haciendo una vez que ya está cambiado.

¿CUANDO CONSULTAR?

Si ves que se trata de una situación que persiste en el tiempo y provoca angustia en el niño(a), conflictos en la familia y/o en el jardín, consulta con un profesional que los pueda acompañar y orientar, especialmente si el niño o niña ya había consolidado su control de esfínteres y ha perdido esta capacidad. Conocer las posibles causas de estas dificultades y recibir apoyo para los adultos permitirá acompañar de mejor manera al niño(a) en este aprendizaje.

¿Sabías que?

No es necesario “enseñar” a un niño(a) este control, sino más bien acompañarlo  y ayudarlo en el proceso, a su propio ritmo.Lo importante es que tu hijo/a pueda iniciar este aprendizaje con la confianza en que los adultos estarán ahí para acompañarlo en sus avances y retrocesos. Esto le dará la seguridad que necesita para adquirir y consolidar esta nueva habilidad a su propio ritmo.