Gobierno de Chile

Chile Crece Contigo

Temas y recomendaciones por etapa del desarrollo

http://www.crececontigo.gob.cl/wp-content/uploads/2015/08/volver-al-trabajo-1-195x3001-100x100.jpg

Conciliación familia y trabajo

La llegada de un nuevo integrante implica grandes cambios tanto para las mamás como para los papás. A continuación te damos algunas recomendaciones para que puedas compartir los roles y las tareas de tener un nuevo hijo o hija:

Ser mamá aumenta tus responsabilidades y volver a trabajar implica que tendrás menos tiempo para estar con tu hijo o hija. Pero también tiene beneficios, como tu desarrollo personal, laboral y el aporte económico para la familia. Lo importante es organizarse para dedicarle a tu hijo o hija el tiempo y la atención necesarios y preocuparse de que esté bien cuidado /a mientras no estás. Al volver a trabajar, recuerda que lo más importante para tu hijo o hija es darle la seguridad de que lo cuidan con cariño y que tú regresas a diario para acogerlo nuevamente.

Aprovecha el tiempo que pasen juntos para cuidarle, quererle, conocerle y disfrutarle. Es normal sentir más cansancio.

Es probable que te cueste más acoger el llanto de tu guagua y comprenderlo, pero trata de relajarte, pide ayuda al resto de la familia y considera el llanto como una de las formas que tiene tu guagua para comunicarse.

También es posible que los primeros días de regreso del trabajo, tu guagua necesite más abrazos y cariños. Si aún toma pecho, es posible que pida más seguido en las tardes o por la noche, aún cuando haya comido hace poco; esto es bueno porque le da seguridad sobre tu regreso y estimula tu producción de leche. Dale tiempo para que se adapte a esta nueva situación

Si eres trabajadora dependiente o independiente y cotizas en el sistema previsional y de salud, tienes derecho a: 

DERECHO A ALIMENTAR A TU HIJO O HIJA MENOR DE 2 AÑOSlactancia (39)

La madre tiene el derecho a disponer de una hora al día para alimentar al recién nacido/a, independiente de si existe o no sala cuna en el lugar de trabajo. Este derecho se prolonga hasta que el niño o niña cumpla los 2 años. El permiso considera dos porciones de tiempo que, en conjunto, no deben exceder de una hora al día. Para efectos del pago de sueldo, ese lapso se considerar como trabajado. Para más información visita el centro de consultas de la Dirección del Trabajo  o llama al 600 450 40 00.

DERECHO A SALA CUNA

La mujer que trabaja tiene el derecho de llevar a su hijo o hija a una sala cuna mientras dura su jornada. Todo empledor tiene la obligación legal de mantener una sala cuna en las empresas con 20 o más mujeres, de cualquier edad o estado civil. Pueden ser salas anexas e independientes del local de trabajo, en donde las mujeres puedan alimentarlos y dejarlos mientras estén trabajando. Puedes buscar salas cuna disponibles en Junji o Integra

PERMISO POR ENFERMEDAD GRAVE DE TU HIJO O HIJA

La madre o el padre trabajador (cualquiera de ellos, a elección) tendrá permiso para cuidar de un hijo/a que tenga una enfermedad grave por el período que el servicio médico determine pertinente. Es requisito que la enfermedad esté acreditada mediante certificado médico. Este derecho también rige para niños o niñas menores de un año que se tengan bajo tuición o cuidado personal, por resolución judicial. Para más información consulta en la Superintendencia de Seguridad Social.

FUERO MATERNAL

Es el derecho de toda trabajadora embarazada a no ser despedida durante la gestación y hasta un año después de terminado el postnatal, es decir, cuando el hijo(a) ha cumplido 1 año y 84 días.

 

Una de las principales barreras que mencionan los padres para participar más de su paternidad, es el contexto laboral. Por ello te sugerimos:

 Pide permiso en tu trabajo para asistir a las actividades relacionadas con la educación de tu hijo o hija (reunión de apoderados, entrevistas con los educadores, graduaciones, etc.) y a instancias relacionadas con su salud (controles de salud, vacunas, cuidado en caso de enfermedad, etc.).portabebe (6)

Si necesitas justificativo en tu trabajo pide a la educadora y/o personal de salud una citación y/o certificado de asistencia con fecha y hora de la actividad.

Si por razones laborales no puedes acudir a las instancias educativas y de salud de tu hijo o hija, procura estar informado de sus avances, de lo tratado en esas instancias e involucrado en todo lo que puedes hacer en casa.

Si trabajas con jornada completa procura que el tiempo de cuidado que pasas con tu hija/o sea de calidad cuando estés con tu hijo(a) usa mucho contacto físico y miradas directas, evita distracciones como la TV, computador o el teléfono, comparte momentos exclusivos, mantén un buen trato, pon atención a sus necesidades, muestra interés por sus gustos y preferencias, etc.).

Cuida que las tensiones del trabajo no afecten tu paternidad.

Recuerda que los niños(as) crecen muy rápido y que hay momentos que no se vuelven a repetir. ¡Disfrútalos!

¿Sabías que?

Al volver a trabajar, recuerda que lo más importante para tu hijo o hija es darle la seguridad de que lo cuidan con cariño y que tú regresas a diario para acogerlo nuevamente. Aprovecha el tiempo que pasen juntos para cuidarle, quererle, conocerle y disfrutarle.