Período2 a 4 años

Período
Período 2 a 4 años

¿Cómo ayudarles a comportarse?

Nadie es Perfecto es un taller para fomentar las habilidades de crianza en padres, madres y cuidadoras(es) de niños/as de 0 a 5 años. Consiste en encuentros grupales o asesorías personales, dirigidos a compartir experiencias de crianza en familia, aprender de otros y recibir orientaciones en problemas frecuentes para fortalecer el desarrollo de niños y niñas.

El taller de comportamiento trata los siguientes temas para ayudar a fomentar el comportamiento cooperativo de los niños y las niñas y a solucionar problemas frecuentes de conducta.

¿Cómo ayudarles a comportarse?

Usted puede ayudar a sus hijos o hijas a comportarse positivamente sin pegarles, gritarles, retarles ni malcriarles.

Para esto, hay que comprender que sus capacidades dependen de su edad. No se puede esperar que un niño o una niña de 2 años se comporte como uno o una de 5 años. Además, a ellos y ellas hay que hablarles con claridad, con palabras sencillas, en frases cortas, sin discursos, y escucharles con atención.

Algunas maneras de ayudarles a comportarse positivamente son:

No exigirle demasiado para su edad

Elogiar sus esfuerzos y prestarle atención

No hacer caso de los comportamientos irritantes

Darle un buen ejemplo

Crear situaciones que le ayuden a comportarse

Definir pocas reglas y repetirlas a menudo.

Dejar que afronten las consecuencias de lo que hacen

Felicite y préstele atención a los niños y las niñas cuando se porten bien. No espere hasta que hagan algo malo para entonces castigarlos o darles atención.

Usted-puede-ayudar-a-sus-hijos

Ayude a los niños y niñas a cooperar, elogiando sus esfuerzos.


Los padres, madres y cuidadoras(es) esperan que los niños o niñas se comporten de diversas maneras a medida que crecen.

Usted puede aplicar muchas ideas para ayudarles en cualquier edad, pero tenga presente que la mayoría de los menores de 3 años son demasiado pequeños(as) para cumplir reglas.

LOS BEBÉS MENORES DE 1 AÑO:

Los bebés sólo saben lo que sienten y necesitan. No pueden comprender lo que los demás sienten o necesitan.

No tiene sentido imponerles reglas, porque no las pueden comprender ni cumplir.

LOS NIÑOS Y NIÑAS DE 1 A 2 AÑOS:

A esta edad, los niños y niñas empiezan a comprender más palabras y algunas instrucciones.

Sin embargo, aunque puedan comprender lo que se les diga, no tienen la edad suficiente para poder hacerlo.

La palabra favorita del niño y la niña en esta edad es “¡no!”.

Los padres, madres y cuidadoras(es) deben ser muy pacientes, sabiendo que es necesario repetir y mostrarles las mismas cosas, una y otra vez.

LOS NIÑOS DE 2 A 3 AÑOS:

A esta edad, los niños y niñas se expresan y comprenden mejor lo que dicen los otros. Pero todavía necesitan mucha ayuda para hacer lo que se les pide y seguir instrucciones. Son aún demasiado pequeños(as) para compartir sus cosas con otros, jugar de acuerdo con las reglas o cooperar con los demás sin ayuda. Alrededor de los 2 años y medio, los niños y niñas pueden mostrarse muy mandones(as) o caprichosos(as) y les cuesta más adaptarse a un grupo.

LOS NIÑOS DE 3 A 5 AÑOS:

Los preescolares ya pueden cumplir reglas simples, aunque no siempre quieran hacerlo. A esta edad, la conducta de los niños y niñas es muy cambiante; en ciertos períodos están calmados y cooperadores, en otros les gusta romper las reglas y desafiar a los adultos. En general, comienzan a interesarse en los sentimientos de los demás. Quieren ser justos y actuar como se debe, pero necesitan que se les indique qué es lo correcto. Cuando hacen algo equivocado, necesitan que se les diga en qué estuvieron mal y por qué. Necesitan que se les ayude a pensar una mejor manera de hacer las cosas para la próxima vez. No pueden saber lo que se espera de ellos o ellas a menos que se les diga.

No-tenga-demasiadas-expectativas3

A los niños y niñas les lleva tiempo y práctica aprender cómo portarse positivamente. No todo resulta la primera vez.


Si usted sólo le presta atención a un niño o una niña cuando se porta mal, aprenderá que portarse mal es una manera de lograr que usted se ocupe de él o ella.

comportamiento

Pero si él o ella reciben atención cuando se portan bien o cuando cooperan, entonces aprenderán a portarse bien para atraer su atención. Al niño o la niña le interesa mucho obtener su atención, si no lo logra, lo intentará a través de formas que aparecen como conductas negativas.

elogio

Ayude a los niños y niñas a portarse bien, elogiándolos y prestándoles atención cuando se portan bien o en forma cooperativa.


Algunas veces, conductas de los niños(as) como llorar, interrumpir, ensuciarse, etc, nos pueden “sacar de quicio” (porque estamos cansados, apurados, enojados, etc). Si su hijo o hija sólo consigue atraer su atención al hacer estas cosas, seguirá haciendo lo mismo en el futuro. Lo mejor es explicarle que no lo puede atender en ese momento pero que lo hará pronto. Repita esto todas las veces que sea necesario. Ej: “Hijo, necesito terminar de guardar esta loza y luego iremos a jugar a la plaza”. Es importante ser consistente y no ceder si el niño(a) insiste, pero también es muy importante cumplir lo que le prometemos (p. ej: ir a la plaza a jugar).

La clave está en no hacer caso o ignorar constantemente esta conducta.

Cuando usted empiece a ignorar los comportamientos irritantes, por un tiempo él o ella se portará peor, antes de abandonar definitivamente esta conducta. Es importante que en este momento, usted no se dé por vencido(a), porque ya luego se le pasará.

La técnica de no hacer caso de comportamientos irritantes debe ir acompañada de mejores resultados si usted se da cuenta del buen comportamiento y le felicita justo en ese momento.

reforzar comportamiento positivo

Los gritos no sirvieron de nada. Tener paciencia dio resultado.


Los niños y las niñas aprenden casi todo observando lo que hacen y dicen otras personas, especialmente sus padres, madres y cuidadoras(es). Esto significa que con la misma facilidad pueden aprender de un mal ejemplo como de uno bueno.

Si quiere que sus hijos o hijas tengan buenas costumbres, asegúrese de que lo oigan decir: “Por favor” y “Gracias”.

enseñar con el ejemplo

Si quiere que sus hijos o hijas sean amables y sepan compartir cosas con otros, es importante que ellos y ellas le vean a usted ayudar y compartir.

Los niños y niñas imitan lo que usted hace.


CAMBIAR LA ACTIVIDAD

Si lo que el niño o la niña está haciendo no tiene nada de malo, pero el sitio o los objetos son inapropiados, cambie el lugar o las cosas. Explíquele la razón.

Facilite-el-buen-comportamiento-11

Si un niño o una niña está haciendo algo que a usted no le gusta, déle algo distinto que hacer. Este es el mejor método con niños y niñas muy pequeños(as).

Facilite-el-buen-comportamiento-2

HAGA ALGUNOS CAMBIOS EN EL HOGAR

Agregue lo necesario para hacer el ambiente más interesante.

Facilite-el-buen-comportamiento-3

Limite el espacio donde el niño o la niña pueda jugar con seguridad.Facilite-el-buen-comportamiento-4

Cambie los objetos de lugar para que su hijo o hija pueda hacer lo que usted desea. Tenga a su alcance objetos de uso frecuente, como vasos de plástico, cucharas que puedan tomar por sí mismos(as).Facilite-el-buen-comportamiento-5

Es mejor tomar precauciones en lugar de decirle siempre que “No”.


Es importante establecer reglas y ayudar a sus hijos e hijas a cumplirlas para enseñarles a comportarse cooperativamente. Ellos y ellas se sienten más seguros(as) si saben que existen límites, reglas y si estas están claras.

AL FIJAR LAS REGLAS:

Asegúrese de que su hijo o hija tiene edad suficiente para comprenderlas

Explíquele claramente repitiéndoles a menudo:

-lo que si puede hacer

-lo que no puede hacer

-el porqué

Establezca el menor número de reglas posible

Ponga una regla solo cuando este seguro(a) de que será consecuente con lo que dice y hace

Explique sus reglas a los otros adultos que estén con el niño o niña.

Las reglas debe ser estables no se deben cambiar frecuentemente, sea constante.

Establezca-reglas-en-casa

Los niños y niñas solo pueden seguir las reglas que comprenden.


Deje que los niños y las niñas asuman las consecuencias de lo que hacen.

Él o ella aprende que usted habla en serio cuando dice: “Si no ordenas tus juguetes, mañana no podrás jugar con ellos”.

consecuencias

Los niños o niñas aprenden que si pelean por un juguete, nadie podrá jugar con éste.



¿Sabías que?

A veces es difícil saber qué hacer con el comportamiento de los niños y las niñas. Si se siente sobrepasado (a) llame a Fonoinfancia al 800200818. Un equipo de psicólogos lo atenderá gratuitamente.

¿Tienes dudas sobre esta información?

Consúltanos

También te puede interesar

Temas y RecomendacionesNo puedo arreglármelas solo o sola

Ver tema

Qué ofrece Chile Crece ContigoPrograma Habilidades para la Vida

Ver tema

Preguntas Frecuentas¿Cómo acceder a los talleres Nadie es Perfecto?

Ver tema

VideosLos castigos no sirven

Los castigos no sirven

AudioEstrés y aprendizaje

Columna del ExpertoTengo una razón (Conductas no son porque sí).

Ver tema

Actividades para CompartirYo pinto

Descargar

Material para Equipos Chile Crece ContigoDíptico de Chile Crece Contigo

Descargar