Gobierno de Chile

Chile Crece Contigo

Temas y recomendaciones por etapa del desarrollo

http://www.crececontigo.gob.cl/wp-content/uploads/2015/09/Aseo-muda-masaje-1.png

Aseo, muda y masajes

Los niños y niñas también necesitan que estés atento y consciente de sus necesidades y cuidados básicos.

Para limpiar el ombligo y así evitar infecciones:

-Toma un algodón limpio y mójalo con alcohol puro al 70%, no con agua.

-Levanta el cordón y limpia la zona alrededor con el algodón.

-Deja el cordón umbilical fuera del pañal.

-Repite los pasos mínimo una vez al día, idealmente cada vez que mudas a tu guagua.ombligo

No olvides

Cuando se caiga el cordón puede que sangre unas gotitas, pero no produce dolor. Límpialo de la misma forma.

Cuando veas que la zona está seca y sana, tu guagua ya está preparada para su ¡primer baño!

Se recomienda bañar a las guaguas diariamente si las condiciones lo permiten: temperatura, agua tibia y tiempo.

Aseo diario
Las guaguas se ensucian y transpiran mucho y por ello es importante asearlas todos los días.

Estos momentos también son excelentes oportunidades para estimularles y fortalecer la relación entre ambos:

Baña o asea por partes a tu guagua todos los días.

¿Cómo asear a tu guagua?:

Usa tórulas de algodón, húmedas y tibias.masajeymuda (21)

Pásalas por la piel de tu guagua en el siguiente orden:

-Limpiar cada ojo del bebé con una tórula diferente desde adentro hacia afuera.

-Limpiar con otra tórula la cara, orejas, cabeza, cuello.

-Limpiar con otra tórula el tórax, axilas, brazos y manos.

-Limpiar con otra tórula la espalda y extremidades inferiores.

-Limpiar los genitales, pasando desde adelante hacia atrás, por los pliegues inguinales, genitales, zona glútea y finalizar en zona anal.

Ayuda a hacer predecible la rutina de tu guagua:

Las guaguas se sienten seguras si pueden adivinar o anticipar la conducta del adulto.

Realizar las conductas diarias de cuidado de una manera relativamente similar, se traduce en guaguas más cooperadoras y con menores dificultades de adaptación a estas rutinas.

Verás que poco a poco tu guagua irá aprendiendo “la secuencia” de sus cuidados diarios.

Para que tu guagua disfrute el baño y puedan pasarlo bien, te recomendamos:

-Preocúpate que la habitación para el baño esté temperada y libre de corrientes de aire.

-La temperatura del agua debe estar al menos a 29 grados (que la sientas tibia al introducir tu codo).

-Coloca el brazo detrás de su espalda para que se sienta segura.

-Introduce a tu guagua lentamente, dándole tiempo para adaptarse.

-Limpia bien los pliegues de las rodillas, codos, manos, etc.

-Puedes usar una esponja o toalla suave con jabón neutro.

-Seca a tu guagua después de sacarla del agua para que no se enfríe.

-Asegúrate de secar bien sus pliegues

Coloca a tu hijo de espalda sobre una superficie horizontal y blanda.

Recuerda usar el mudador del ajuar.

Abre el pañal, sujeta ambas piernas y levántalas a la altura de la guatita.

Usa la parte limpia del pañal para recoger la caca, de atrás hacia adelante.

Si es orina, dóblalo y sácalo.

Bota el pañal sucio.

Limpia la zona con un algodón, toallita húmeda desechable o paño remojado en agua tibia.

Utiliza un nuevo algodón o una nueva toallita húmeda cada vez, o enjuaga el paño en agua limpia.masajeymuda (17)

Seca la zona con una toalla.

Debes asegurarte que quede bien seca, para evitar coceduras y hongos.

Coloca un pañal limpio y abierto debajo de tu hijo.

Antes de cerrarlo, asegúrate de que el pene quede hacia abajo. Así evitarás que se orine la guatita.

Cuida que el borde elasticado del pañal alrededor de las piernas quede hacia afuera para que no filtre orina y se moje su ropa.

No corras el prepucio para atrás para limpiar el pene.

masajeymuda (23)

 

El pañal debe quedar firme pero no apretado (se pueden meter dos dedos entre el pañal y su guatita).

Coloca a tu hija de espalda sobre un superficie horizontal y blanda.masajeymuda (24)

Recuerda usar el mudador del ajuar.

Abre el pañal, sujeta ambas piernas y levántalas a la altura de la guatita.

Usa la parte limpia del pañal para recoger la caca. Es importante que lo hagas de adelante hacia atrás para impedir que queden restos de caca en la zona y así evitar infecciones en la vagina.

Si es orina, dobla el pañal y sácalo.

Bota el pañal sucio.

Limpia la zona con un algodón, toallita húmeda o paño mojado en agua tibia.

Utiliza un nuevo algodón o una nueva toallita húmeda cada vez, o enjuaga el paño en agua limpia, pasándolo desde adelante hacia atrás.

Seca la zona con una toalla.

Debes asegurarte que quede bien seca, para evitar coceduras y hongos.

Coloca un pañal limpio debajo de tu hija y ciérralo.

Cuida que el borde elasticado del pañal alrededor de las piernas quede hacia afuera para que no filtre orina y se moje su ropa.

El pañal debe quedar firme pero no apretado (dos dedos de separación entre el pañal y su guatita).

Limpia cuidadosamente la zona de los labios vaginales para que no queden residuos.

 

Hacer un masaje a tu guagua puede ser una experiencia maravillosa tanto para ella y para ti.
Disfruta estos momentos con tu guagua y recibirán todos sus beneficios:-

-Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, previniendo  enfermedades recurrentes como gripes o alergias.

-Facilita los vínculos afectivos y la comunicación, a través del contacto con la mirada, la sonrisa, los sonidos, caricias y olores.

– Estimula el sistema nervioso y las conmasajeymuda (27)exiones entre las células del cerebro de tu guagua.

– Relaja y disminuye el estrés porque libera endorfinas, hormona que ayuda a controlar el dolor y produce placer.

-Estimula la producción de melatonina, hormona que ayuda a que tu guagua se duerma con mayor facilidad y tenga un buen descanso.

-Aumenta el apetito y la absorción de nutrientes, favoreciendo con ello un mejor aumento de peso.

-En guaguas que están hospitalizadas (p.ej: prematuros), acelera su recuperación y disminuye los tiempos de hospitalización.

-Ayuda a evitar y calmar cólicos.

-Es importante que el masaje no sea una obligación sino un momento placentero para ti y tu guagua. Asimismo, es importante que los
movimientos sean firmes, lentos y rítmicos, para que tu guagua reciba el máximo de beneficios.

-Antes de comenzar relaja tus manos, y frótalas para entibiarlas. Ponte cómodo(a) y frente a tu guagua, sobre una superficie firme.

-Incluye el masaje en la rutina diaria de tu guagua (después del baño, antes de dormir, al mudarla, etc). Pronto verás que este momento se convierte en una parte muy especial y placentera
de su día.

-Unta tus manos con aceite para masajes (idealmente vegetal) y reaplica el aceite cada vez que sientas seca la piel de tu guagua.

Es importante que el masaje se realice sólo si se quiere dar; tocando con firmeza, ritmo y lentitud el cuerpo de la guagua.

-Antes de comenzar relaja tus manos, caliéntalas, muévelas y ponte cómodo/a, en una superficie firme.

-Puedes comenzar a masajear a tu guagua desde el primer mes de vida. Al comienzo realiza movimientos más suaves, y en la medida que tu hijo o hija crece, sentirás más confianza para realizar un mejor masaje.

-Intenta que el masaje sea parte de la rutina diaria de tu guagua (después del baño, antes de dormir, al mudarla, etc). Pronto verás que este momento se convierte en una parte muy especial y placentera de su día. Existen muchos tipos de masajes para bebés, todos son complementarios.

Te sugerimos algunos movimientos para que puedas crear una
secuencia propia:

tecnica de masaje

-Utiliza algún aceite, en lo posible vegetal y no mineral, como aceite de comer, coco, oliva o caléndula, para no friccionar la piel de la guagua

¿Sabías que?

El set de implementos del Programa de Apoyo al Recién Nacido o Ajuar, al cual acceden todos los niños y niñas que nacen en hospitales de la red pública de salud,  considera los siguientes artículos para apoyar baño, aseo diario, muda y el cuidado de la piel de tu guagua:

-1 jabón líquido hipoalergénico

-1 mudador plástico

-1 crema regeneradora para coceduras

-1 aceite para masajes