Gobierno de Chile

Chile Crece Contigo

Temas y recomendaciones por etapa del desarrollo

http://www.crececontigo.gob.cl/wp-content/uploads/2015/08/Apego.png

Apego

El Apego es un tipo especial de vínculo afectivo, que no sólo tiene que ver con el cariño que le entregues a tu guagua sino especialmente con la manera en que la puedas acoger, contener y calmar cada vez que sienta malestar.

Las investigaciones nos han mostrado que este vínculo de apego es muy importante para el desarrollo del niño o niña ya que:

-Es una necesidad biológica tan importante como comer o respirar. Tal como la leche es esencial para que tu guagua pueda crecer, el apego es esencial para que su cerebro pueda desarrollarse en todo su potencial.

-A pesar de que los vínculos de apego se siguen construyendo y consolidando a lo largo de toda nuestra vida, los primeros años son un período especialmente importante para su desarrollo.consuelo en ninas-Estos vínculos de apego iniciales serán una guía para las relaciones que el niño o niña establezca en el futuro y tendrán importantes implicancias en los sentimientos de seguridad, autoestima y capacidad para enfrentarse al mundo que desarrolle tu hijo(a).

-Un vínculo de apego seguro (sano o saludable) le entrega a tu guagua un “paragua protector”, que la puede ayudar a enfrentar y superar de mejor manera los desafíos que se le presenten a lo largo de toda su vida.

-El apego no es un momento específico sino un proceso que se va construyendo día a día en todos los momentos en que tu guagua siente y/o expresa algún malestar.

-El apego se desarrolla desde la guagua hacia su madre, padre o cuidador (no al revés). Es el niño/a quien busca protección y el adulto quien debe entregársela.

-La manera en que los adultos que la cuidan la puedan acoger, contener y calmar es lo que determina la calidad del apego (“seguro” o “inseguro”).

-El apego no es lo mismo que el primer contacto piel a piel, la lactancia, el juego o la estimulación. Todos estos son momentos muy importantes y valiosos para la crianza y el vínculo, pero ninguno de ellos por sí solo garantiza un apego seguro.

Tu guagua desarrolla un apego seguro cuando ha aprendido que puede expresar lo que necesita (consuelo, contacto físico, alimento, etc) y confiar en que su madre, padre o cuidador va a estar disponible para entregárselo.

Durante sus primeros meses tu guagua te enviará múltiples señales para avisarte que tiene un malestar o necesita algo. El llanto es la señal más habitual que te entregará tu guagua y poco a poco irás comprendiendo lo que te quiere decir y lo que te resulta mejor para responder a lo que necesita.

ES IMPORTANTE SABER QUE:

-Las guaguas no manipulan a través del llanto. Este es el lenguaje que tienen para comunicar lo que necesitan.

-No se malcría a una guagua por acoger y calmar oportunamente su llanto. Por el contrario, esto le ayuda a confiar en quienes la rodean y aprender cómo manejar sus emociones cuando sea más grande.mamahijo (37)

-El llanto no es la única señal a través de la cual tu guagua expresará malestar. Estar demasiado quieta, no buscar tus brazos, no llorar, no jugar; también pueden ser signos de malestar.

Alrededor de los 6 meses tú y tu guagua ya han tenido tiempo para conocerse y si has podido acoger sus necesidades oportuna y efectivamente, ya sabe que puede confiar en tí cuando necesita ayuda.

Este sentimiento de confianza le va permitiendo avanzar en su desarrollo y poder explorar el mundo que la rodea. Se construye un “círculo de seguridad” en donde tu guagua explora y aprende cuando se siente segura, se refugia en sus padres o cuidadores cuando se siente asustada, triste o enojada, y puede explorar nuevamente cuando ha sido contenida y acogida por ellos.

Circulo

 

Hacia los 12-18 meses y en adelante tu guagua ya tendrá más consolidados sus vínculos de apego. Cuando se ha construido un apego seguro, este “círculo de seguridad” la ayudará a desarrollarse adecuadamente en su lenguaje, pensamiento, comportamiento y relaciones sociales.

 

A través de todos los momentos en que le vas entregando a tu hijo(a) una contención estable, predecible y efectiva para su malestar, lo vas ayudando a construir una base segura desde la cual puede conocer con confianza el mundo, con la tranquilidad y seguridad en que tú estarás disponible para ayudarlo y acompañarlo cuando lo necesite.

Como esta relación se construye día a día son importantes todos los momentos en que puedes demostrarle a tu hijo/a que puede contar contigo cuando lo necesita.

Para desarrollar un apego seguro se necesita una relación estable con una figura que entregue protección y seguridad en momentos de estrés o malestar. Esto significa que los cambios frecuentes de cuidador pueden ser perjudiciales para un niño/a, particularmente en sus primeros años de vida.

 

¿Sabías que?

FonoInfancia 800200818

Papá: es importante que seas protagonista del cuidado diario de tu hijo. Calma su llanto, múdale, cambia su ropa, báñale, prepara su comida, aliméntale. Es en estos momentos del día a día donde se construye el apego entre tu hijo(a) y tú. También el uso frecuente del portabebé favorece el desarrollo del apego. Es por eso que el Set de Implementos del Programa de Apoyo al Recién Nacido incorpora un portabebé tipo Mei Tai.

Para dudas específicas sobre este tema y recibir un apoyo personalizado, te sugerimos llamar gratuitamente a Fonoinfancia o chatear con sus profesionales acá.