Gobierno de Chile

Chile Crece Contigo

VNoticias

Sexualidad post parto: menos culpa y más paciencia

16 de Marzo de 2016

Con la llegada de un hijo nace una mamá, un papá y una familia con más integrantes. Al mismo tiempo, la mujer se ve enfrentada a un conjunto de emociones y un conjunto de cambios: cambia su cuerpo, cambian sus intereses y otro aspecto esencial, el deseo sexual.Esto sin duda impacta en la relación que la mujer tiene con su propio cuerpo y con su pareja.

Cambios físicos, hormonales y psicológicos pueden alterar las ganas de mantener relaciones sexuales, al tiempo que el cansancio, la falta de sueño y el estrés que provoca la llegada de un nuevo ser humano que depende gran parte  del día de su mamá es razón suficiente para no considerar el sexo como algo prioritario después del nacimiento. Es difícil reconocerse en un cuerpo nuevo, que claramente no será, al menos durante los primeros meses, el mismo que tenías antes de la gestación. El cuerpo de las mujeres cambia con el parto y en ocasiones toma su tiempo volver a sentirse de la misma manera, tal vez eso no se logra nunca y el ejercicio es aprender a conectarse con un nuevo cuerpo, que siente y experimenta cuestiones nuevas.

Las hormonas, la misma que se libera durante las relaciones sexuales ¡están haciendo de las suyas!! Y el cuerpo de la madre, esta químicamente dispuesto a amamantar, acurrucar, y en algunos casos se encuentra completamente cómoda sin contacto sexual.

Ahora, como todo en la vida las experiencias de cada mujer varía y no hay un único patrón, pero sin duda una gran cantidad de mujeres siente su deseo sexual disminuido después del nacimiento, frente a lo cual surgen preguntas inevitables cuando ya han pasado los “40 días o la cuerentena” : ¿Volveré a sentir deseo por mi pareja? ¿Tengo  un problema?

La respuesta es NO, solo estás en un nuevo periodo de tu vida en que el cuerpo está sin energías y tus pensamientos enfocados en tu guagua.  Tranquila, con el tiempo recuperarás ese deseo. No te presiones a ti misma hasta que no estés lista. El sexo es una actividad placentera y si no te sientes preparada, date permiso para un descanso sin castigarte, sin culpas y sin imposiciones.

Para tu pareja es importante saber cómo es este proceso, de esa manera te puede acompañar mejor  Así también, es esencial el reinventarse como y en pareja, entendiendo las necesidades de ambas partes y comunicarse lo que le pasa a cada uno para evitar que el otro se sienta rechazado o herido.

Hay distintas formas de  vivir la sexualidad con tu pareja, Por lo tanto, cultivar la paciencia, la comunicación y abrazar los cambios en vez de resistirse a ellos es una clave para reanudar una sexualidad sana y feliz.

Mientras tanto vivamos la maternidad y la paternidad  sin culpa ni reproches, que este período pasará!!!. Ya vivimos con suficientes culpas para cargar una mochila más bajo nuestros brazos.

¡Esta nueva etapa será tan intensa y agotadora, como deslumbrante! Y ambos necesitarán cargarse de energía a través de la expresión amorosa entre ustedes y con su guagua para cuidar a su bebé, su vida en pareja, a ustedes mismos y su vida sexual .

Equipo ChCC

 

Noticias relacionadas