Noticias

Escucha, comparte y descarga

Noticias
04 de Septiembre de 2019

¿Sentar precozmente a los niños y niñas?

Sentar prematuramente a las guaguas es una práctica muy frecuente, cuestionada  sin embargo ya desde los años 50 por la pediatra Emmi Pikler,  quien en su  libro “Moverse en Libertad” llamaba la atención sobre lo perjudicial de forzar la postura natural de los niños y niñas. En su libro la pediatra nos recuerda sobre la importancia de  dejar a los niños y niñas en completa libertad de movimientos, una libertad que se consigue a partir de la proporción por parte del adulto de un espacio seguro y equipado, vestimenta cómoda, y prescindiendo de cualquier tipo de adiestramiento.

¿Se han fijado en la tensión que muestran los niños y niñas cuando se les obliga a sentarse? ¿Te imaginas lo que sentirías si te obligasen a estar en una postura distinta a lo natural, por ejemplo, ¿a mantenerte de cabeza? ¿Por qué si nos alertamos frente a un adulto obligado a estar en una posición no natural, no actuamos de igual manera con las guaguas?

Una guagua se sentará cuando esté preparada, sin requerir ejercicios ni entrenamientos. Por lo mismo  no tiene sentido presionar el logro de hitos del desarrollo (por ej.: forzar a caminar, forzar a hablar, inicio precoz de control de esfínteres), si el niño(a) no cuenta aún con la maduración requerida para dominar libremente un hito. El forzar su adquisición sólo logra insegurizar al niño(a) y provocar ansiedad y frustración en su cuidador.

Cuando una guagua es sentada precozmente y forzada a jugar en una postura, lo más probable es que requiera asistencia para explorar su alrededor, lo que puede generarle estrés. Por el contrario, una guagua que explora en el suelo con las postura que domina, no necesita de esa asistencia.

La alfombra de goma eva que se entrega con el ajuar es una herramienta muy útil para apoyar esta exploración por medio del juego libre. Haz uso de ella! :)

Equipo Chile Crece Contigo