Gobierno de Chile

Chile Crece Contigo

VNoticias

Algunas precauciones para estas fiestas que no debes dejar de leer

22 de Diciembre de 2017

Mamás, papás, cuidador@s, abuelos y abuelas… a tod@s l@s que conviven y crían guaguas y niñ@s, Chile Crece Contigo les envía un saludo de apoyo y alegría en estas fiestas.

Les dejamos algunas recomendaciones para hacer de estas fiestas un  espacio de encuentro y en paz:

-Compartamos con nuestros hij@s desde  la sencillez y la presencia. Si bien es un gran alegría  ver el goce de un niño al abrir un regalo,  no debemos olvidar que el regalo más preciado que podemos entregarles a nuestros hijos e hijas es el compartir en paz y en familia.Preguntémonos si vale la pena endeudarse al comprar muchos regalos, si eso implica menos tiempo con nuestros hij@s o un mayor estrés futuro para pagar las deudas.  

-Tomemos ciertas precauciones pensando en las aglomeraciones que pueden darse en estas fiestas.

Lo más práctico es llevar de la mano a tu hij@ y estar siempre atento, pero si se llega a soltar puede servir que lleve una ropa con colores llamativos para que lo puedas visibilizar más fácilmente.

Anota tus datos en una pulsera, una pegatina en la ropa, un papel en el bolsillo o en el brazo con un marcador que no se borre.

También puedes regalarle un silbato para que te pueda llamar, y enseñarle a hacerlo en caso de que se pierda.

Es fundamental que le expliques que en caso de perderse debe quedarse quieto donde está, que si se encuentran en recinto cerrado  jamás debe salir o irse con extraños. Que si un extraño lo toma debe gritar “esta no es mi mamá o papá”.

Enseñarle que para cualquier pregunta se dirijan a los guardias, a un carabinero o un vendedor si están en una tienda para enseñarles el número de celular que tiene anotado y te puedan llamar.

Practiquen estas recomendaciones  teatralizando en casa, para que así tu hij@ recuerde mejor lo que hay que hacer.

-Pero ANTES QUE NADA reflexionar si es necesario exponer a nuestros hij@s pequeños a estas multitudes, cambios de rutinas y tanto estímulo que puede terminar angustiándolo y  de paso, estresar a sus padres, empezando así el círculo vicioso: nos ponemos nerviosos nosotros, se ponen nerviosos ellos/as. Cada niño/a tiene sus propios ritmos. Si logramos respetarlos,  seremos capaces de disfrutar sin agobio estas fiestas.

-El ponernos en el lugar de nuestro hijo/a nos invita a reflexionar sobre el verdadero sentido de estas fiestas y lo que realmente necesitan nuestros hijos e hijas.  Demos paso al estrés que puede generar  no haber tenido acceso a un regalo preciso que queríamos adquirir por la felicidad que significa reunirnos como familia y disfrutar de la mutua compañía.

-Evita los incendios, amagos de incendios o quemaduras causados por arreglos de luces, cables,  velas o la manipulación de juegos pirotécnicos

¡Qué estas fechas sean de diversión, alegria y cuidado de todos y para todos! Para que todos podamos sentir el afecto y la cercanía de los que más amamos, y que este sea el regalo más precioso que le demos esta navidad a nuestros niñ@s.

Equipo ChCC

 

Noticias relacionadas