Gobierno de Chile

Chile Crece Contigo

VColumnas del Experto

Lactancia gemelar en el puerperio

Paulina Ibarra Quezada.

Nutricionista Chile Crece Contigo

Hospital San Juan de Dios

Lactancia gemelar en el puerperio

El apoyo de la Lactancia Materna de gemelos, debe abarcar mucho más allá de la técnica de lactancia, pues resulta fundamental considerar las múltiples creencias populares que la madre puede traer consigo, por lo tanto, la consejería en lactancia materna será de mucha ayuda para iniciar este proceso con una madre convencida de ser capaz de producir el mejor alimento y en cantidad suficiente, para ambos recién nacidos. Es por esto que la presencia de personal sanitario dedicado en un 100% al fomento de la Lactancia Materna, permitirá brindar a la madre, el apoyo necesario tanto con las demandas de los recién nacidos, como con sus necesidades personales. De esta manera,  estaremos favoreciendo el descanso y comodidad materna, y contribuiremos indirectamente al establecimiento  y éxito de la lactancia materna.

Sumado a lo anterior, existen características comúnmente presentes en los nacimientos múltiples, tales como un bajo peso al nacer, recién nacidos pequeños para la edad gestacional, que suele ser menor a 37 semanas de gestación,  y que puede asociarse a un reflejo de succión débil y a un(s) Recién nacido(s) con un aumento en sus requerimientos nutricionales y poco demandante en cuanto a sus necesidades de alimentación.

Es fundamental que la persona que está apoyando a la madre y sus hijos, se mantenga supervisando constantemente y durante todo el tiempo de amamantamiento, prestando ayuda cada vez que se necesite

Una de las acciones de mayor importancia en el puerperio será el aseguramiento de la ingesta de calostro, ya sea mediante acople directo al pecho o extracción temprana de calostro y posterior administración a uno o ambos recién nacidos, en caso de no existir acople efectivo. Para esto se recomienda evitar uso de chupetes, pudiendo utilizar una jeringa para entregar el calostro gota a gota, o la técnica de sonda al dedo, que permitirá estimular el reflejo de succión.

Considerando el bajo volumen característico del calostro, la mejor manera de lograr obtenerlo, es mediante extracción manual en un recipiente que permita su recolección gota a gota, momento en que la madre podrá observar esta leche como un fluido denso, amarillento y nutritivo,  y no como el comúnmente llamado “suero”.

En cuanto a la técnica de lactancia materna, el amamantamiento simultáneo resulta favorable para la madre y sus hijos, pues posibilita la sincronización de los tiempos de alimentación y sueño de ambos recién nacidos,  evitando que la madre amamante por periodos insuficientes con la finalidad de calmar el llanto del recién nacido que no se encuentra al pecho, y de esta forma, lograr un adecuado vaciamiento de ambos pechos y un suficiente aporte de macronutrientes como consecuencia.

¿Cómo lograr el acople simultaneo de ambos recién nacidos?

Dentro del Programa de apoyo al recién nacido – PARN, se hace entrega un elemento conocido como cojín de lactancia. Es importante familiarizar a la madre con el uso de este elemento, especialmente como apoyo para el amamantamiento simultáneo, explicándole también los beneficios de lograr amamantar a ambos recién nacidos al mismo tiempo.

Previo  a intentar la técnica de amamantamiento simultáneo, ambos recién nacidos deben ya ser capaces de realizar una succión efectiva en el pecho materno. Además es importante asegurar una postura cómoda de la madre y sus hijos,  así como también realizar la intervención cuando existan señales tempranas de hambre, es decir, que idealmente, ninguno de los recién nacidos se encuentre irritable por ese u otro motivo como sobre abrigo, gases, etc. En ese caso, será necesario atender la necesidad del niño para lograr calmarlo, situación en la que el contacto piel con piel con su madre será de gran ayuda, así como también en el caso de que uno o ambos recién nacidos se encuentre muy adormecido.

El acople de los lactantes debe realizarse uno a uno, cerciorándonos nuevamente que madre e hijos se encuentren cómodos durante el proceso, apoyando a la madre con frazadas, cojines u otro tipo de elemento con el que podamos contar para brindar seguridad y eviten la fatiga muscular durante el tiempo de lactancia.

gemelo 4

Es fundamental que la persona que está apoyando a la madre y sus hijos, se mantenga  supervisando constantemente y  durante todo el tiempo de amamantamiento, prestando ayuda cada vez que se necesite. Este apoyo debe mantenerse  durante todo el proceso de  aprendizaje y dominio de la técnica, e idealmente se debe involucrar al padre o acompañante, quién podrá brindar apoyo en el hogar,  logrando que la madre se sienta segura y capaz de mantener la lactancia materna, y así entregar lo mejor de ella sus hijos.

Columnas relacionadas