Salud Bucal (Oral) Integral de la Embarazada

Salud Bucal (Oral) Integral de la Embarazada Salud Bucal (Oral) Integral de la Embarazada

La Salud Oral Integral de la embarazada es una oportunidad para resolver problemas de salud bucal y reforzar conocimientos para su prevención y cuidado, ya que este es un período de mayor vulnerabilidad. Permite además que el recién nacido crezca en un entorno favorable para su salud bucal, disminuye la carga bacteriana de la madre y su familia recibe herramientas para el cuidado desde su nacimiento, estrategia muy importante considerando que las patologías bucales son esencialmente evitables.

Durante el embarazo, los cambios hormonales, en los hábitos alimenticios y en los requerimientos nutricionales, generan también cambios en la salud oral de las mujeres. Por ello, la higiene bucal en esta etapa es algo que no se debe descuidar.  Además, durante los primeros meses de embarazo, y a raíz de los “antojos” que presentan las futuras madres,  el riesgo de caries se ve aumentado, las gestantes generalmente comen a deshoras alimentos cariogénicos y no tienen el hábito de lavar sus dientes después de cada ingesta, manteniendo en la boca durante muchas horas restos alimentarios, que son metabolizados por las bacterias, generando los ácidos que producen las caries[1] .

Una serie de investigaciones ha demostrado que las bacterias que se encuentran en la boca de una mujer embarazada pueden transmitirse a su hijo(a) a través de la sangre y el líquido amniótico, lo que puede causar complicaciones en el embarazo y originar daños en la guagua (riesgo de parto prematuro, bajo peso del niño(a), contracciones o infecciones en el/la recién nacido(a)). Una vez que ha nacido el niño(a), la madre puede contagiarlo con microorganismos (transmisión vertical), los que incrementan su riesgo de tener caries en el futuro, por lo que  realizar control odontológico en este período puede reducir los niveles de las bacterias cariogénicas.  Asimismo, el establecer conductas favorables en las madres puede tener un efecto positivo en la salud bucal de sus hijos.

En Chile, como parte de las garantías GES (ex Auge), existe la Salud Oral Integral de la embarazada, la que consiste en una atención odontológica realizada por un cirujano dentista, según las necesidades de la paciente, dirigida a educar, prevenir, recuperar y rehabilitar la salud bucal de la mujer gestante.

Patologías incorporadas

En la resolución de la Salud Oral Integral quedan incorporadas las siguientes enfermedades y los sinónimos que las designen en la terminología médica habitual:

  • Caries limitada al esmalte (caries incipiente)
  • Caries de la dentina
  • Caries del cemento
  • Otras caries dentales
  • Película pigmentada
  • Otros depósitos blandos densos: materia alba
  • Cálculo dentario supragingival
  • Cálculo dentario subgingival
  • Placa bacteriana
  • Otros depósitos sobre los dientes sin especificar
  • Depósitos especificados sobre los dientes
  • Dentina secundaria o irregular
  • Gingivitis aguda
  • Gingivitis crónica
  • Retracción gingival
  • Periodontitis aguda
  • Periodontitis crónica
  • Pérdida de dientes debido a accidentes, extracción o enfermedad periodontal local
  • Edentulismos
  • Pulpitis
  • Necrosis de la pulpa
  • Degeneración de la pulpa
  • Formación anormal de tejido duro en la pulpa
  • Periodontitis apical aguda originada en la pulpa
  • Periodontitis apical crónica
  • Absceso periapical con fistula
  • Absceso periapical sin fístula
  • Quiste radicular

¿Quiénes pueden acceder a este beneficio?

Todas las mujeres embarazadas con confirmación de su condición de embarazo (certificado médico que indique su estado), beneficiarias de Fonasa o de Isapres tendrán acceso a tratamiento dental integral.

Tratamiento:

El inicio del tratamiento debe realizarse dentro de los 21 días desde la solicitud de atención.

El final del tratamiento puede realizarse hasta 9 meses de ocurrido el parto.

En el caso de las afiliadas a Fonasa, si el tiempo de espera de respuesta o de inicio del tratamiento supera lo indicado debido a que no existe cupo o especialista disponible en las instituciones públicas, la embarazada tiene la alternativa de presentar un reclamo y podrá acceder al llamado Bono Auge, que le permitirá atenderse en empresas privadas de salud (pagando según corresponda su tramo de cotización).

Financiamiento:

La salud oral integral de la embarazada es parte de los tratamientos de las patologías GES. Si bien es una garantía (es decir, que todas las mujeres tiene derecho a esta atención) no es una cobertura gratuita para todas.

En el caso de las afiliadas a Fonasa, es gratuito todo tratamiento que se realiza en los consultorios de atención primaria de salud, en el caso de necesitar atención de especialidad (nivel secundarios) solo es gratuita para aquellas que se encuentran en el tramo A o B. Quienes cotizan en el tramo C, cancelan el 10% del arancel de la prestación, y finalmente, quienes imponen en el tramo D, pagan el 20% del arancel.

En el caso de las afiliadas a Isapres, todas, independiente de la cobertura o plan que posean, pagan el 20% de la prestación. En este caso es la Isapre quien determina dónde se realiza la atención.

Protección financiera[2]

Tipo Interv.

Santitaria

Prestación o grupode prestaciones periodicidad Arancel

$

Copago

%

Copago$
Tratamiento Tratamiento Salud Oral

Integral de la Embarazada

Nivel Primario

Cada vez 106540 20% 21310
Tratamiento Salud OralIntegral de la Embarazada

Nivel Secundario

Cada vez 88630 20% 17730

Para más información llamar a Salud Responde al 600 360 7777 durante las 24 horas, todos los días del año.



[1] Guía Clínica: Atención odontológica integral de la Embarazada: http://www.supersalud.gob.cl/difusion/572/articles-6455_recurso_1.pdf

[2] Montos a cancelar a marzo de 2012.

Compartir:
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • PDF
  • RSS
  • Twitter