Noticias

CESFAM de Villa Alemana promueve compromiso paterno en prestaciones

CESFAM de Villa Alemana promueve compromiso paterno en prestaciones

Hace tres años el equipo del CESFAM Juan Bravo, de Villa Alemana, ideó una alternativa para promover la participación de los papás o figuras paternas en los controles de salud, para que las madres asistan acompañadas y se sientan de la misma manera durante su gestación.

Apelando a las emociones, prepararon una carta que simula haber sido escrita por el hijo o hija que viene en camino. En ella, la guagua le invita a que acompañe a la mamá y a él o ella en este proceso tan importante para sus vidas. “Tú serás mi guía. Me enseñarás a ser libre y honesto. Llenarás mis días de mucho amor, de grandes aventuras y de consejos. Por lo que te he contado, necesito que acompañes a mamá en los controles. No la dejes solita en este momento. Ella te necesita tanto como yo. Ayúdame a preparar mis alas para iniciar el vuelo”, dice la carta, firmada por su hijo o hija.

La carta se le entrega sellada con el nombre del papá al ingreso de las madres a su control prenatal. “En general ellos han recibido muy bien esta carta. A veces la leen delante de sus familias, y se emocionan mucho y se ponen a llorar”, cuenta la matrona Mónica Silva. Otros la tienen guardada o la pusieron en un marco y la colgaron en un lugar importante de la casa”.

El impacto es notorio, y no sólo en la asistencia a los controles de salud, que pasó de un 50% a un 86%. Es la cifra de los que asisten una vez, pero un 47% va a todos los controles. Pero también “ha cambiado en la comunidad la forma en que se toma o valora el rol del padre en el período de embarazo. Yo tengo hartos años de servicio en el cuerpo y estoy convencida que en la actualidad los padres participan más, ya sea yendo a los controles, mudando, o haciendo otras cosas”, argumenta.

En el CESFAM todo el equipo tiene internalizado. Según la profesional, “muchas veces el hombre no participa porque no sabe, la mujer entra sola y su pareja se queda afuera esperándola. Entonces hemos hecho hincapié en que tienen que pasar con ellos”. Todos están en la “misma parada”: las enfermeras también hacen entrar al padre, todos los box tienen dos sillas y “en los talleres es súper importante que el papá esté, porque hablamos de estimulación, apego y de compartir las tareas”, expresa.

“Es súper importante la presencia del papá, para el apego, la compañía para la mamá embarazada. Creo que la gran apuesta es que el bebé que viene en camino tenga la presencia de los dos padres, el modelo, la compañía y el apego del papá con el hijo o hija. Nosotros estamos formando la estructura de cómo va a ser el adulto, entonces es muy importante que sus dos papás lo, o la cuiden”, concluye.

Compartir:
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • PDF
  • RSS
  • Twitter