Fomento Lector en la Primera Infancia

Fomento Lector en la Primera Infancia Fomento Lector en la Primera Infancia

Comenzando a interactuar: 9 a 14 meses

A esta edad nuestra hija o hijo ya interactúa mucho más con nosotros: nos devuelve la sonrisa, comienza a pedir las cosas que quiere y podemos hablarle mientras come o cuando paseamos y, él o ella nos mira y nos presta atención.

Debemos aprovechar de leerle historias en momentos diferentes. Por ejemplo, al desayuno, al almuerzo, a la hora de la comida y, especialmente, cada noche antes de dormir.

Trata de sorprenderlo siempre con una nueva lectura, pero también vuélvele a contar aquella que ya le has leído varias veces.

Busca libros ricos en imágenes, colores fuertes y figuras que le sean reconocibles, como los de los animales, por ejemplo: esos siempre les encantan. Busca también libros duros o plásticos, para que los puedan comenzar a ver  por sí solos.lectura01

A esta edad el proceso de comprensión donde integran lo que van aprendiendo se acentúa, por lo que te recomendamos lecturas con frases cortas, que puedes repetir y que puedes indicar junto a imágenes para que pueda asociarlas con los sonidos de las palabras. En esta etapa son muy útiles los libros con sonidos,  y también los que juegan con números, rimas o canciones.

Este es un muy buen momento para comenzar a enseñarles canciones y juegos. Nuestros pequeños y pequeñas no siempre podrán cantarlas, pero se divertirán escuchándote, porque al reconocer la melodía tratarán de imitarte y además seguirán el ritmo al bailar.

Descarga esta cartilla aquí

Caminando en la Lectura: 15 meses a los 2 años

A esta edad, niños y niñas están desarrollando el lenguaje y han comenzado a responder, pueden reconocer imágenes y convertirlas en palabras con su particular manera de hablar. Si no pronuncia bien una palabra, no le corrijas, pero recuerda siempre hablarle correctamente. Trata de no terminar tú hablando como lo hacen, pues terminarás reforzando su habla a esa edad.

La lectura puede, también, ser más interactiva. Si estás leyéndole un libro, puedes preguntarle, por ejemplo, dónde está tal o cual animal, o cuál es el nombre del objeto y de qué color es.

Ten paciencia si no es capaz siempre de reconocer esas imágenes; existen distintos tiempos para el aprendizaje en cada niño o niñas. Lo más importante es que se entretengan. La repetición de esta actividad irá haciéndole más fácil la lectura y su comprensión.

Asocia la lectura a otras actividades que le resulten placenteras a tu hijo o hija, como por ejemplo, cantar o jugar. Que la lectura sea un momento esperado.

Los niños y las niñas han aprendido a caminar y, por lo tanto, son más inquietos e independientes. A esta edad, también comienzan a dejar los pañales. Cuando lo/a lleves al baño puedes encontrar un buen momento para que estén más tranquilos. Allí puedes contarles un breve poema o cantarles una canción que les guste. Cualquier momento es adecuado para estimular su imaginación.

lectura04No olvides dedicarle unos diez minutos cada noche, antes de dormir, a leerle un cuento o una historia. Más aún, si ya lo has hecho antes, ellos esperarán con ansias ese momento.

Descarga esta cartilla aquí

Compartir:
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • PDF
  • RSS
  • Twitter