Protección Laboral

Protección Laboral Protección Laboral

En Chile existen derechos laborales irrenunciables que la ley entrega a todas las mujeres trabajadoras por el hecho de estar embarazadas. También se extiende este derecho a los trabajadores (padres) en determinados casos.

En términos generales, consisten en permisos, subsidios y fueros.

Fuero maternal:

Es la protección que se le otorga a la mujer embarazada y tiene por objeto mantener el empleo de la mujer para que ésta tenga asegurado el origen de sus ingresos y pueda alimentar y criar a su hijo/a.

Esta es una protección que la ley otorga a la maternidad y se expresa en la prohibición de un empleador de poner término al contrato de trabajo, sin la autorización previa del juez competente, es decir, sólo una sentencia judicial, podrá autorizar el despido de una trabajadora sujeta a fuero maternal.

Se extiende desde el momento del embarazo hasta 1 año después de expirado el periodo del postnatal, es decir cuando el/la hijo/a ha cumplido 1 año y 84 días.

Permite que la trabajadora tenga derecho a ser reintegrada a su trabajo si su empleador la despide estando embarazada.

¿En qué casos se puede poner término del contrato de trabajo?

No se puede poner término al contrato, aun si la trabajadora desconocía su estado de embarazo.

Solo se puede pedir autorización de desafuero al juez competente en los siguientes casos:

•          Vencimiento del plazo convenido por las partes (159 Nº4)

•          Conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato (159 Nº5)

•          Causales por hechos imputables a la conducta del empleador.(160)

¿Quiénes tienen este beneficio?

Todas las trabajadoras embarazadas que dependan de cualquier empleador, que estén acogidas a un sistema previsional. Desde el momento en que queda embarazada.

Los padres trabajadores, desde el fallecimiento de la madre.

Padres o madres adoptantes, en ciertos casos. Desde la resolución que aprueba la adopción.

Descansos y subsidios de maternidad:

Toda trabajadora, sin importar el tipo de contrato que tenga, tiene derechos a descanso:

o       Permiso Prenatal Suplementario: Procede en caso de que la mujer presente una enfermedad causada por el embarazo, anterior a las 6 semanas de prenatal.

o        Permiso Prenatal: 6 semanas (42 días) anteriores al nacimiento del hijo/a.

o        Permiso Prenatal Prorrogado: Procede si el parto se produce después de las 6 semanas siguientes a la fecha en que la mujer comience su descanso de maternidad.

o        Permiso Postnatal: 12 semanas (84 días) contadas desde el nacimiento del/la hijo/a.

o        Permiso de Postnatal Prolongado: Procede si como consecuencia del parto se produjere en la mujer una enfermedad comprobada con certificado médico que le impide regresar al trabajo.

Estos derechos no pueden ser renunciados por la trabajadora por disposición expresa de la ley, quedando prohibido durante dichos períodos el trabajo de las mujeres embarazadas y puérperas. Asimismo, el derecho al descanso, pre, post natal y post natal parental, se tiene sin importar la fecha de ingreso al trabajo.

o        Permiso de Postnatal Parental: Consiste en el derecho a descanso de maternidad, por un período que comienza a  continuación del período de postnatal (una vez cumplidas las 12 semanas después del parto), y que puede ejercerse de las siguientes maneras:
A.
12 semanas a jornada completa, con 100% subsidio con tope de 66 UF brutas.
B.
18 semanas a media jornada, con un 50% de subsidio correspondiente.

Para avisar al empleador debes hacerlo 30 días antes de comenzar el postnatal parental mediante una carta certificada indicando la forma en que lo realizarás.

Para el traspaso de Postnatal Parental al padre:
-
Ambos padres deben ser trabajadores
- La decisión es de la madre
- Puedes traspasar hasta 6 de sus 12 semanas de postnatal parental jornada completa, o bien hasta 12 de las 18 semanas de postnatal parental de jornada parcial.

Las trabajadoras y trabajadores del sector privado deberán enviar copia de dicho aviso a la Inspección del Trabajo.

De no informar nada, se entenderá que harás uso de tu derecho a utilizar el posnatal parental por 12 semanas completas.

Subsidios:

Consiste en un pago de una prestación, que permite a la trabajadora continuar recibiendo sus ingresos, durante el periodo en que hace uso del permiso de maternidad.

Equivale al total de las remuneraciones y asignaciones que la trabajadora perciba, del que se deducirán las imposiciones de previsión.

Su tope corresponde actualmente a 66 UF.

Tienen derecho a subsidio:

Las trabajadoras dependientes que cumplan con:

•          Tener 6 meses de afiliación previsional;

•          Tener 3 cotizaciones en los 6 meses anteriores a la licencia.

Las trabajadoras independientes que cumplan con:

•          Tener 12 meses de afiliación previsional;

•          Tener 6 cotizaciones en los 12 meses, continuos o no, anteriores al inicio de la licencia;

•          Haber pagado la cotización del mes anterior a la licencia.

Postnatal Masculino:

El padre con contrato vigente de trabajo, tendrá derecho a un permiso pagado de 5 días en caso de nacimiento de un hijo/a, postnatal masculino, el que podrá utilizar como prefiera dentro de las siguientes opciones:

  • Desde el momento del parto, y en este caso será de 5 días corridos sin interrupciones, salvo que se trate de feriados o fin de semana
  • Distribuir los 5 días dentro del primer mes desde la fecha de nacimiento. En este último caso, podrá distribuir los cinco días de permiso pagado en las oportunidades que el trabajador estime pertinente, sea en forma continua o fraccionada.

El padre debe pedir este permiso por escrito a su empleador, quien no lo podrá negar, pero puede exigir que se acredite el hecho que lo motiva, lo que puede hacerse efectivo con el certificado de nacimiento del niño o niña que otorga el Servicio de Registro Civil e Identificación. Si el permiso se ejerce el día del parto, la acreditación se hará en forma posterior.

Adicionalmente, con la nueva extensión del postnatal, la madre puede traspasar semanas de su permiso postnatal parental al padre, en la última etapa de éste. Cuando el padre se tome este permiso, tendrá fuero por el doble del periodo de permiso que se tome y su subsidio será calculado en base a su remuneración (la del padre).

- Si la madre decide tomarse 12 semanas completas, puede traspasar hasta un máximo de 6 semanas al padre completas.

- Si la madre decide tomarse 18 semanas a media jornada, puede traspasar al padre hasta un máximo de 12 semanas en media jornada.

Para ello, se debe dar aviso al empleador por carta certificada con al menos 10 días de anticipación a fecha en que se hará uso del derecho, con copia a la Inspección del Trabajo y al empleador de la trabajadora.

Más información en Dirección del Trabajo 600 450 4000.

Descarga la Cartilla de Derechos Laborales de Maternidad y Paternidad

Descarga la Guía de la Gestación y el Nacimiento “Empezando a Crecer” aquí

Compartir:
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • PDF
  • RSS
  • Twitter