El juego es necesario para su desarrollo

El juego es necesario para su desarrollo El juego es necesario para su desarrollo

Para los niños/as no hay distinción entre jugar y aprender. Al jugar, desarrollan las habilidades para moverse, recordar y aprender a relacionarse con otros.

Cuando aprenden a jugar, prueban diferentes técnicas para averiguar cuál les resulta mejor. Cuando no pueden lograr lo que les interesa, se frustran.

El juego es el modo más significativo a través del cual los niños y niñas aprenden las tareas más importantes a esta edad, tales como jugar con otros niños/as, interactuar con otros adultos y reconocerse así mismos como seres sociales.

El juego imaginativo ocupa un papel central en el desarrollo del lenguaje y los abre al mundo de la fantasía y del juego pretendido; como por ejemplo, tratar una muñeca como a una guagua. De esta manera las ideas, el comportamiento y las relaciones pueden ser exploradas y jugadas simbólicamente.

A través del juego también se imita el mundo que los rodea y se desarrolla el pensamiento abstracto. Es muy bueno entregarle al niño/a elementos que le permitan simular sus imaginaciones y jugar a tener roles (por ejemplo, jugar a la oficina). 

Asimismo, es importante motivar a los niños/as para que jueguen con otros niños/as de su misma edad.

Un niño/a pequeño/a (menor de 2 años) va a jugar en paralelo con su par, aparentemente sin siquiera mirarse; pero es a partir de los 2 años cuando comienza a disfrutar jugando con el otro y aprendiendo de él.

Es probable que el juego termine en una pelea o problema (especialmente de parte de quién es el dueño del juguete) y/o que el niño /a niña demore un poco en aprender a compartir, pero es justamente a través de esta experiencia de juego conjunto que le podemos enseñar a compartir.

Otros links asociados al tema:

Compartir:
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • PDF
  • RSS
  • Twitter