Apego

Apego Apego

¿Qué es el apego?

mama con guaguaDurante sus primeros años tu guagua irá desarrollando fuertes vínculos de afecto con las personasque están a su alrededor. El apego es un tipo especial de vínculo afectivo, que no sólo tiene que ver con el cariño que le entregues a tu guagua sino especialmente con la manera en que la puedas acoger, contener y calmar cada vez que sienta malestar.

Las investigaciones nos han mostrado que este vínculo de apego es muy importante para el desarrollo del niño o niña ya que:

  • Es una necesidad biológica tan importante como comer o respirar. Tal como la leche es esencial para que tu guagua pueda crecer, el apego es esencial para que su cerebro pueda desarrollarse en todo su potencial.
  • A pesar de que los vínculos de apego se siguen construyendo y consolidando a lo largo de toda nuestra vida, los primeros años son un período especialmente importante para su desarrollo.
  • Estos vínculos de apego iniciales serán una guía para las relaciones que el niño o niña establezca en el futuro y tendrán importantes implicancias en los sentimientos de seguridad, autoestima y capacidad para enfrentarse al mundo que desarrolle tu hijo(a).
  • Un vínculo de apego seguro (sano o saludable) le entrega a tu guagua un “paragua protector”, que la puede ayudar a enfrentar y superar de mejor manera los desafíos que se le presenten a lo largo de toda su vida.

Algunas confusiones frecuentes en torno al apego:

  • El apego no es un momento específico sino un proceso que se va construyendo día a día en todos los momentos en que tu guagua siente y/o expresa algún malestar.
  • El apego se desarrolla desde la guagua hacia su madre, padre o cuidador (no al revés).  Es el niño/a quien busca protección y el adulto quien debe entregársela.
  • La manera en que los adultos que la cuidan la puedan acoger, contener y calmar es lo que determina la calidad del apego (“seguro” o “inseguro”).
  • El apego no es lo mismo que el primer contacto piel a piel, la lactancia, el juego o la estimulación. Todos estos son momentos muy importantes y valiosos para la crianza y el vínculo, pero ninguno de ellos por sí solo garantiza un apego seguro:

apego seguro 1

¿Cómo se desarrolla el apego durante los primeros años?

  • Durante sus primeros meses la guagua establece múltiples contactos para “señalizar” a sus padres o cuidadores que tiene un malestar o necesita algo. El llanto es la señal más habitual que te entregará tu guagua y poco a poco irás comprendiendo lo que te quiere decir y las acciones que te resultan más efectivas para responder a lo que necesita.
    • Es importante saber que:
      • Las guaguas no manipulan a través del llanto sino que éste es el lenguaje que tienen para comunicar lo que necesitan.
      • No se malcría a una guagua por acoger y calmar oportunamente su llanto. Por el contrario, esto le ayuda a confiar en quienes la rodean y aprender cómo manejar sus emociones cuando sea más grande.
  • Alrededor de los 6 meses la guagua ya ha ido aprendiendo la manera en que el adulto suele atender y responder a sus señales de malestar. Cuando estas respuestas han sido oportunas y efectivas, va desarrollando un sentido de confianza en que sus padres la cuidarán y acogerán cuando lo necesite.
  • Desde los 8-9 meses este sentimiento de confianza le permite avanzar en su desarrollo y poder explorar el mundo que la rodea.  Comienza a hacerse más evidente un “circuito de seguridad” en donde la guagua explora y aprende cuando se siente tranquila y segura, se refugia en sus padres o cuidadores cuando se siente asustada, triste o enojada, y puede explorar nuevamente cuando ha sido contenida y acogida por ellos.

Dibujo

  • Hacia los 12-18 meses y en adelante la guagua ya suele tener más consolidados sus vínculos de apego y cuando se ha construido un apego seguro, puede transitar libremente en este “circuito de seguridad” que la ayudará a desarrollarse adecuadamente en su lenguaje, pensamiento, comportamiento y relaciones sociales.

¿Cómo ayudo a mi hijo o hija a desarrollar un apego seguro?

A través de todos los momentos en que le vas entregando a tu hijo(a) una contención estable, predecible y efectiva para su malestar, lo vas ayudando a construir una base segura desde la cual puede conocer con confianza el mundo, con la tranquilidad y seguridad en que tú estarás disponible para ayudarlo y acompañarlo cuando lo necesite.


Si quieres saber más sobre este tema:

Ver: Campaña MINSAL para promover Apego, Lactancia y Paternidad Activa:

campaña minsalcampaña minsal 1

Otros links asociados al tema:

Compartir:
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • PDF
  • RSS
  • Twitter